• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Washington repudió ataque de islamistas somalíes contra la ONU

Un atentado afectó hoy la sede de la ONU en Somalia / Agencias

Un atentado afectó hoy la sede de la ONU en Somalia / Agencias

El ataque comenzó con la explosión de un carro bomba suicida, a la que siguió el asalto al complejo de la ONU de un número indeterminado de miembros de Al Shabab

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno estadounidense condenó hoy "en los términos más enérgicos" el "despreciable" ataque con carro bomba de islamistas somalís contra el recinto de la ONU en Mogadiscio, que causó 15 muertos y 18 heridos.

Ese ataque pone de relieve "las tácticas terroristas repugnantes" de la milicia radical islámica somalí Al Shabab, responsable del atentado, subrayó en un comunicado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Caitlin Hayden.

"Ya sea negando alimentos y ayuda médica durante una de las peores sequías de la región o con repetidos ataques a los somalís y a los soldados que les ayudan a construir una paz duradera, Al Shabab ha demostrado una y otra vez que se encuentra del lado de la muerte y la destrucción", agregó la portavoz.

El ataque comenzó con la explosión de un carro bomba suicida a la que siguió el asalto al complejo de la ONU de un número indeterminado de miembros de Al Shabab.

Tras aproximadamente una hora de tiroteos, la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) y el primer ministro somalí, Abdi Farah Shirdon, aseguraron que las tropas somalís y las de la fuerza multinacional habían retomado el control del recinto.

En una rueda de prensa, el ministro somalí del Interior, Abdikarim Guled, explicó que entre los 15 fallecidos figuran cuatro trabajadores extranjeros, cuatro guardias de seguridad y siete milicianos de Al Shabab.

Hayden elogió en el comunicado la respuesta "valiente y veloz" de las fuerzas de seguridad somalís y de la AMISOM.

Estados Unidos "sigue siendo un socio firme del pueblo somalí y su gobierno trabaja para construir un futuro más seguro y próspero", anotó Hayden al reiterar el apoyo a la "importante labor" de Naciones Unidas para lograr ese objetivo.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islamistas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.