• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Washington se prepara para posible desbordamiento del río Potomac por paso de Sandy

Alto nivel de las aguas en el brazo este del río Hudson, en Nueva York, antes de la llegada del huracán "Sandy" / EFE

Alto nivel de las aguas en el brazo este del río Hudson, en Nueva York, antes de la llegada del huracán "Sandy" / EFE

Igualmente, el río Monocacy ocasionará fuertes inundaciones para el próximo jueves a niveles que no se han registrado desde el paso del huracán Agnes en 1972

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades del área del Distrito de Columbia, donde está ubicada la capital estadounidense, iniciaron hoy los preparativos ante el posible desbordamiento del Río Potomac por el paso del huracán Sandy en la costa Este de Estados Unidos.

Un boletín del Servicio Nacional de Meteorología advirtió hoy del desbordamiento del Río Potomac entre la noche del martes y el viernes próximos debido a las lluvias torrenciales ocasionadas por Sandy.

"El Río Potomac probablemente comience a desbordarse la noche del martes y a lo largo del resto de la semana", señala el boletín.

Agregó que el colindante Río Monocacy ocasionará fuertes inundaciones para el próximo jueves a niveles que no se han registrado desde el paso del huracán Agnes en 1972.

Las autoridades de los servicios de emergencia de Washington comenzaron a levantar barreras en los sectores de Washington Harbour y Georgetown, una zona que incluye complejos residenciales y comerciales a lo largo del Río Potomac.

También han distribuido bolsas de arena en zonas proclives a inundaciones tanto en Washington como en Alexandria (Virginia), al otro lado del río, y han comenzado tareas de limpieza de los sistemas de desagüe.

En abril de 2011, el desbordamiento del río causó inundaciones en la zona turística de Georgetown, lo que ocasionó litigios por parte de empresarios afectados.

Las autoridades meteorológicas prevén hasta 163 centímetros cúbicos de lluvia y vientos de hasta 128 kilómetros por hora. La mayor preocupación es que los vientos huracanados pueden ocasionar la caída de árboles y del tendido eléctrico, advierte el boletín.

Hasta el momento, se calcula que unas 785.000 personas se han quedado sin luz en siete estados afectados por el paso de Sandy.

El boletín del Servicio Nacional de Meteorología advirtió a la población a que tome medidas de precaución ante la posibilidad de extensos apagones, busquen refugio en las partes bajas de sus viviendas y eviten "cualquier viaje innecesario".