• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Votos de Silva definirán quién ocupará el Palacio de Planalto

La candidata oficialista se centró en cuestionar los gobiernos socialdemócratas del país | Foto EFE

La candidata oficialista se centró en cuestionar los gobiernos socialdemócratas del país | Foto EFE

La presidente Dilma Rousseff aseguró que no todos los votos cosechados por el Partido Socialista Brasileño serán para ella  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, y el socialdemócrata Aécio Neves iniciaron la feroz disputa para el balotaje del 26 de octubre. Los votos de la dirigente Marina Silva serán decisivos para saber quién ocupará el Palacio de Planalto.

Rousseff (del Partido de los Trabajadores) es ligeramente favorita. Sin embargo, si Silva (del Partido Socialista Brasileño), que quedó tercera en la primera vuelta, apoya a Neves (del Partido de la Social Democracia Brasileña) puede derribar al PT que lleva 12 años en el poder.

La presidente cree que los más de 22 millones de votos cosechados el domingo por Silva se dividirán entre ella y Neves para la segunda vuelta, es decir, es consciente de que no recibirá todo el respaldo.

Rousseff, que al igual que su adversario recibió una llamada de felicitación de Silva por los resultados de la elección, dijo que sería temerario hablar en este momento sobre cómo se darán los apoyos en la segunda vuelta.

Subrayó que las alianzas no se definen con base en la posición de una sola persona, después de que Silva había declarado el domingo pasado que podría manifestarse a favor del candidato del PSDB.

La presidente expresó después de conocer los números que los socialdemócratas son “los fantasmas del pasado”, y aseguró que durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) “quebraron” tres veces el país.

Rousseff también sostuvo que nunca dieron mayor atención a las personas más necesitadas y atacó a Arminio Fraga, quien sería el ministro de Economía si Neves gana los comicios, por su gestión al frente del Banco Central en el gobierno de Cardoso.

Neves aseguró que encarna el cambio que millones de brasileños reclaman, y llamó a los votantes de Silva a depositar su confianza en él.

La presidente-candidata obtuvo el domingo 41,59% de los votos, Neves 33,55% y Silva, que había subido como flecha en los sondeos proponiendo una tercera vía alternativa al PT y al Partido de la Socialdemocracia Brasileña, cayó sorpresivamente a 21,32% y quedó fuera del balotaje.