• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Visten de mujer a un alcalde como castigo por su mala gestión

Bruno Álvarez, alcalde de Caquiaviri, luego de que líderes aimaras del altiplano boliviano lo obligaran a vestirse de mujer con las ropas tradicionales de las "cholas" paceñas como castigo por su mala gestión | EFE / Rafael Quispe

Bruno Álvarez, alcalde de Caquiaviri, luego de que líderes aimaras del altiplano boliviano lo obligaran a vestirse de mujer con las ropas tradicionales de las "cholas" paceñas como castigo por su mala gestión | EFE / Rafael Quispe

En Bolivia se suele vestir a las autoridades masculinas con trajes de mujer para avergonzarlos cuando no cumplen con su trabajo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un alcalde en los Andes de Bolivia fue vestido con un traje de mujer aymara por habitantes de un poblado indígena, como supuesto castigo por su mala gestión, en un país donde el machismo predomina incluso entre autoridades.

El ejecutivo boliviano, Bruno Álvarez, tras ser descubierto en irregularidades el pasado martes lo vistieron de “pollera, de mujer”, afirmó el diputado Rafael Quispe, quien detalló los incidentes registrados en el pequeño poblado de Caquiaviri durante una entrevista en la radio privada Erbol.

Luciano Mamani, dirigente indígena del sector, justificó la sanción argumentando que la gestión del alcalde avanza “a paso de tortuga”.

Erbol mostró en su página web una fotografía del alcalde Álvarez, vestido con una manta y una pollera de colores amarillos, con un sombrero tipo bombín, típicos de las mujeres aymaras de Bolivia.

Bolivia es un país donde predomina el machismo. En noviembre, el presidente Evo Morales le dijo a su ministra de Salud, Ariana Campero, que no quería pensar que ella era lesbiana, supuestamente molesto porque Campero no le prestaba atención por hablar con otra mujer.

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Bolivia es el país latinoamericano en el que se concentra la mayor violencia física contra las mujeres y el segundo, después de Haití, en materia de violencia sexual.