• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Visa: Sólo ofrecemos datos de transacciones bajo petición legal

MasterCard y Visa compiten por el mercado de las tarjetas de crédito | Foto cortesía: Portafolio

tarjeta de crédito Visa | Foto cortesía: Portafolio

La compañía emisora de tarjetas de crédito aseguró no haber tenido "ningún acceso no autorizado" a su red de consumo monetario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Visa aseguró este lunes, en respuesta a una información publicada en Alemania sobre el acceso del espionaje estadounidense a datos de transacciones bancarias y pagos con tarjetas de crédito, que sólo ofrece datos de ese tipo bajo petición legal.

"Es política de Visa suministrar únicamente información sobre transacciones en respuesta a una citación u otro proceso legal válido", señaló la compañía emisora de tarjetas de crédito en un comunicado remitido a Efe.

Visa añadió: "no estamos al tanto de ningún acceso no autorizado a nuestra red", y aseguró que se toma "en serio la seguridad de los datos" de las operaciones realizadas con sus tarjetas.

"En caso de un intento de intrusión, buscaríamos todos los remedios disponibles hasta todo el alcance de la ley", agregó la compañía.

Esta afirmación de Visa se produce en respuesta a la información publicada el pasado domingo por el semanario alemán Der Spiegel, según la cual la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. capta información de transacciones bancarias y pagos con tarjetas de crédito de todo el mundo.

El semanario, que se remite a los documentos del exanalista de la CIA, Edward Snowden, señala que el espionaje estadounidense habría creado un banco de datos para este cometido, concentrado en el flujo de información de todo tipo de operaciones, sea a través de bancos o de tarjetas, especialmente la Visa.

Este apartado, que Spiegel califica con el nombre "Follow the Money", estaría encargado de ese flujo de información, que quedaría almacenada en el banco bautizado como "Tracfin".

El cómputo de pagos captados por el sistema en 2011 se evalúa en 180 millones de operaciones, un 84 % de los cuales correspondería a los efectuados con tarjetas de crédito.

El objetivo prioritario de estas operaciones son las transacciones de clientes en Europa, Oriente Medio y África, siempre de acuerdo con ese medio.

El banco de datos "Tracfin" habría captado asimismo información procedente del sistema Swift, centralizado en Bruselas y a través del cual se canalizan transacciones internacionales.

Der Spiegel advierte que la captación de este flujo de pagos podría tener consecuencias y que el Parlamento Europeo (PE), como la Comisión Europea (CE) advirtieron ya a raíz de las numerosas informaciones sobre las operaciones de la NSA con una eventual suspensión del llamado acuerdo Swift.