• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Víctimas de atentado de paramilitares protestantes demandarán a Londres

La portavoz del grupo "Justicia para los Olvidados", Margaret Urwin, aseguró hoy que la acción judicial es consecuencia de la negativa de Londres a establecer una investigación independiente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Familias de las víctimas de los atentados de Dublín y Monaghan de 1974, perpetrados por paramilitares norirlandeses en supuesta connivencia con las fuerzas de seguridad británicas, anunciaron hoy que demandarán al Gobierno del Reino Unido.

La demanda, que tiene carácter civil, será presentada ante un juzgado de Belfast y pedirá a Londres compensaciones por el ataque perpetrado por la Fuerza de Voluntarios del Ulster (UVF) hace 40 años, en el que murieron 33 personas en sendas explosiones de bombas en Dublín y Monaghan, en territorio de la República de Irlanda.

La portavoz del grupo "Justicia para los Olvidados", Margaret Urwin, aseguró hoy que la acción judicial es consecuencia de la negativa de Londres a establecer una investigación independiente encaminada a esclarecer el papel desempeñado por algunos organismos del Estado en esa acción terrorista.

El representante legal de las familias, Kevin Winters, explicó a su vez que la demanda se presenta específicamente contra el Ministerio de Defensa británico, la Policía de Irlanda del Norte (PSNI) y la Oficina del Gobierno británico en Irlanda del Norte.

Las familias lamentan que, hasta la fecha, nadie haya sido condenado por el atentado de la UVF, que se cobró el mayor número de víctimas mortales en un solo día durante el pasado conflicto en la isla de Irlanda.

"Han mantenido durante años que las autoridades se esforzaron en extremo para proteger a individuos sospechosos de estar implicados en estos asesinatos, en la colocación de las bombas tanto en Dublín como en Monaghan, y las familias quieren que se sepa", señaló el abogado.

Una investigación independiente desarrollada en 2003 por el juez del Tribunal Superior de Dublín Henry Barron, a petición del Gobierno irlandés, sugirió que la UVF podría haber recibido asistencia de miembros de las fuerzas de seguridad de Irlanda del Norte.

Según recordó hoy Winters, "al menos dos conocidos agentes" han sido protegidos y, "de alguna manera, se les ha ofrecido inmunidad", lo cual, dijo, "es una acusación muy grave que debe ser esclarecida a través de un proceso penal o una investigación".

El llamado "Informe Barron" también consideró probable que la antigua Policía norirlandesa, el Royal Ulster Costanbulary (RUC, de mayoría protestante), no compartió cierta información con la Policía irlandesa (la Garda) y que, por algún motivo, varias pistas no fueron examinadas tras los atentados.