• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Vicepresidente egipcio reconoce que en un inicio le preocupó el acta de Mursi

Estados Unidos busca a un nuevo aliado regional en el presidente Mursi | AP

El presidente de Egipto Mursi | AP

El Tribunal Constitucional egipcio decidió ayer suspender sus sesiones hasta que se le permita trabajar "sin presiones"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vicepresidente egipcio, Mahmud Meki, reconoció que en un inicio le preocupó el acta aprobada para blindar los poderes del mandatario del país, Mohamed Mursi, pero este le insistió en que solo buscaba "alejar a los jueces de la política".

En una entrevista con la televisión estatal egipcia emitida anoche, Meki aseguró que Mursi se sorprendió del rechazo de los jueces egipcios hacia el acta constitucional que emitió el pasado 22 de noviembre.

"Mursi se sorprendió de que las frases del acta constitucional fueran interpretadas de manera horrorosa y no se imaginaba que los jueces iban a considerarlas como una agresión contra ellos", apuntó Meki.

El vicepresidente, uno de los magistrados que se caracterizó por su defensa de la independencia judicial frente al régimen de Hosni Mubarak, reconoció que él mismo estaba preocupado por el acta constitucional, que establece que las decisiones presidenciales son definitivas e inapelables ante la justicia hasta la entrada en vigor de una nueva Constitución.

Sin embargo, explicó que Mursi se comprometió a no abusar de los poderes que le confiere el acta y le aseguró que el objetivo de esa resolución era "alejar a los jueces de la política y evitar que se golpee a las instituciones del Estado".

Las declaraciones de Meki se produjeron después de que el Colegio de Jueces, principal asociación de la magistratura egipcia, anunciase ayer que no supervisará el referéndum constitucional previsto para el próximo 15 de diciembre.

Los jueces de este colegio ya se habían mostrado en contra de las decisiones de Mursi, incluida la de blindar ante la justicia la asamblea encargada de redactar la Constitución, y se declararon en huelga -secundada también por los tribunales de Casación y Apelaciones- para exigir la rectificación del presidente.

Además, el Tribunal Constitucional egipcio decidió ayer suspender sus sesiones hasta que se le permita trabajar "sin presiones", después de que las protestas en torno a la corte impidieran a los magistrados pronunciarse sobre la validez de la Asamblea Constituyente.