• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Vicepresidente boliviano condena la complicidad ante la violencia machista

Álvaro García Linera condenó el "terrible entramado de complicidades, de silencios y castigos ya previos" que sufren las mujeres víctimas de violencia de género

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, condenó hoy el "terrible entramado de complicidades, de silencios y castigos ya previos" que sufren las mujeres víctimas de violencia de género en este país, donde se han registrado 354 feminicidios en menos de tres años.

García Linera inauguró la Cumbre Nacional de Mujeres por una Vida Libre de Violencia, en la que participan bolivianas llegadas de todo el país para colaborar junto a las autoridades políticas y judiciales en la puesta en marcha de la nueva ley contra la violencia machista.

La ley cuyos reglamentos se desarrollarán en esta reunión fue promulgada hace apenas un mes por el Ejecutivo para hacer frente al importante número de agresiones contra las mujeres que se da en el país e instaura el feminicidio como delito penal castigado con 30 años de cárcel sin indulto.

Con esta normativa Bolivia trata de atajar la impunidad reinante hasta ahora en este tipo de crímenes, en un país en el que siete de cada diez mujeres han sufrido algún tipo de violencia.

Desde 2009 hasta octubre de 2012 se registraron 354 "feminicidios", según el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem).

El vicepresidente afirmó que los avances que se han dado en las últimas décadas aún son "insuficientes" y llevará al menos tres generaciones más "desmontar esos mecanismos infames" que silencian y consienten la violencia contra la mujer.

Garantizó, además, el "pleno respaldo" estatal a las decisiones que tome esta cumbre de mujeres a la que asisten más de 300 representantes de instituciones y organizaciones sociales, aunque pidió a las asistentes que no olviden "la tarea, más difícil todavía, que está en casa de cada uno".

"Hay que desmontar las instituciones que durante mucho tiempo se han acostumbrado a cobijar, a silenciar esta violencia física hacia la mujer por su condición de mujer. Tribunales, jueces, fiscales, a veces el sistema policial... hay toda una herencia, una costumbre de pensar "le han pegado, qué habrá hecho también"", dijo García Linera.

"No importa lo que diga la mujer, ya está penalizada. Todos hemos visto violencia y nos hemos quedado callados, distantes, pensando que "mejor no meterse, es un problema de familia, de pareja", condenó el vicepresidente, quien agregó que quien calla ante una agresión se convierte en cómplice.

García Linera apeló a la "reeeducación" desde la infancia como primer paso para frenar la violencia machista.

Los aspectos punitivos de esta nueva ley, dijo, no son la solución, sino "un escarmiento ejemplarizante para que cambie su actitud el varón que está de camino a su casa dispuesto a partirle el alma a su mujer o a su hija".

Las mujeres que asisten a la cumbre de este jueves se reunirán en torno a mesas de trabajo para elaborar unidas la reglamentación que permita que la normativa se aplique con efectividad y tratarán todos sus aspectos, desde la financiación a la coordinación entre las instituciones.

Según datos recientemente facilitados a Efe por el Programa ONU-Mujeres, Bolivia es en la actualidad el país latinoamericano con el nivel más alto de violencia física en contra de las mujeres y el segundo después de Haití en violencia sexual.