• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Viaje de Obama a México abre vía a mayor cooperación regional

Barack Obama, presidente de Estados Unidos / AFP

Barack Obama, presidente de Estados Unidos / AFP

"México es uno de nuestros principales socios comerciales, pero la relación bilateral va más allá de eso: desde cómo operan las empresas, hasta las familias mexicanas en ambos lados de la frontera común y la cooperación en asuntos energéticos y la lucha antidrogas", dijo a Efe Shannon O'Neil, autora y experta en asuntos de México del Consejo sobre Relaciones Exteriores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, viajará a México y Costa Rica la próxima semana mientras persisten las críticas de que Washington no da suficiente atención a América Latina, por lo que su gira abre la vía para aumentar la cooperación en asuntos como el comercio, la seguridad, inmigración y energía, aseguraron hoy expertos.

Obama viajará a México y Costa Rica entre el 2 y 4 de mayo próximos en la primera visita a América Latina de su segundo mandato, que inició en enero pasado.

Es, además, el primer viaje de Obama a Costa Rica desde que llegó a la Casa Blanca en 2009 y allí participará en la cumbre de líderes del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

"México es uno de nuestros principales socios comerciales, pero la relación bilateral va más allá de eso: desde cómo operan las empresas, hasta las familias mexicanas en ambos lados de la frontera común y la cooperación en asuntos energéticos y la lucha antidrogas", dijo a Efe Shannon O'Neil, autora y experta en asuntos de México del Consejo sobre Relaciones Exteriores (CFR, en inglés).

La visita de Obama "es importante porque se da temprano en su segundo mandato y en el comienzo del Gobierno del nuevo presidente mexicano y les permitirá reunirse y conocerse, además de que da un ímpetu a sus respectivos equipos para avanzar en la agenda bilateral", agregó.

En México, Obama se reunirá con su homólogo mexicano, el priista Enrique Peña Nieto, con quien mantuvo un encuentro en Washington antes de que este juramentara el cargo en diciembre pasado, y se prevé que ambos repasen asuntos como la cooperación económica y energética, la lucha antidrogas, la seguridad ciudadana y la reforma migratoria ante el Congreso estadounidense.

Si bien el Gobierno mexicano ha evitado comentar sobre el debate interno de EE.UU. sobre la reforma migratoria -que incluye un fuerte componente para la seguridad fronteriza-, este tema figura en su lista de prioridades: más de la mitad de los once millones de inmigrantes indocumentados en este país proviene de México.

En el flanco económico, las analistas Rachel Glickhouse y Carin Zissis afirmaron hoy en un ensayo en la página web de Americas Society/Consejo de las Américas, que es probable que Peña Nieto pida el apoyo de Obama para sumar a México a las negociaciones de la Asociación Trasatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, en inglés) entre EE.UU. y la Unión Europa, previstas para junio próximo.

En la cumbre del G-20 en Los Cabos (México) en junio pasado, Obama respaldó la adhesión de México a las negociaciones para el Acuerdo de Asociación Transpacífica Estratégica (TPP, en inglés), otro importante bloque comercial que representaría el 29,8 % del producto interno bruto (PIB) mundial.

Desde 2009, el mandatario estadounidense ha apostado por la duplicación de las exportaciones estadounidenses hasta 2015 como herramienta para la creación de empleos en EE.UU.

Obama pisará territorio mexicano, además, en unos momentos en que, pese a las grandes transformaciones políticas, sociales y económicas, ese país sigue afrontando una aguda crisis de seguridad vinculada con la "narcoviolencia", que desde 2006 se ha cobrado la vida de más de 60.000 personas.

Obama llegará a Costa Rica el 3 de mayo para una visita oficial, y al día siguiente será el invitado especial de la cumbre del Sica, donde se prevé que el gobernante estadounidense dé un espaldarazo a Centroamérica y dominen temas como la seguridad, el desarrollo, la cooperación, el comercio y la migración.

La seguridad es de especial interés para Centroamérica debido al tráfico de drogas con rumbo a EE.UU. y el crimen organizado, en un istmo donde, según Naciones Unidas, la narcoviolencia deja 44 muertos por cada 100.000 habitantes al año.

El senador demócrata de Nueva Jersey y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Robert Menéndez, se quejó hoy ante periodistas de que EE.UU. no da atención suficiente a América Latina y el Caribe.

Menéndez visitará la semana próxima El Salvador, Honduras y Guatemala, donde, aseguró, se analizarán "formas de contrarrestar las amenazas para la seguridad de la región y la propia seguridad nacional de Estados Unidos".

Pero O'Neil señaló que si EE UU ha centrado su política exterior en focos de tensión en países como Irán, Siria o Irak, "eso se debe en parte a que las cosas van bastante bien en América Latina: allí no tienes una amplia amenaza terrorista ni una gran inestabilidad política o económica".