• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Vetan ley que permitía abortar por violación o riesgo salud en Buenos Aires

El alcalde porteño Mauricio Macri, decidió vetar la ley al considerar que "excede lo establecido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, anunció este viernes que vetará la ley que despenalizaba el aborto en los casos de violación o riesgo de salud de la madre, aprobada la semana pasada por la Legislatura porteña.

El alcalde decidió vetar la ley al considerar que "excede lo establecido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación", informó el Gobierno porteño a través de un comunicado.

La norma, aprobada por 30 votos frente a 29 tras un polémico debate, establecía que las mujeres víctimas de estupro podían interrumpir su embarazo sin necesidad de una autorización judicial y admitía además que las adolescentes mayores de 14 años abortaran sin el consentimiento paterno.

La ley pretendía regular los supuestos del aborto no punibles establecidos en el Código Penal argentino y ajustarse a la sentencia dictada por la Corte Suprema de Justicia el pasado marzo, que despenalizó el aborto en caso de violación.

El comunicado difundido hoy señala que tras el veto de la ley, la regulación de la interrupción del embarazo se efectuará de acuerdo al procedimiento aprobado por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de Buenos Aires.

Este exige una declaración jurada o una denuncia policial en los casos de violación y obliga a las adolescentes menores de edad y a las discapacitadas a informar a sus padres.

La legisladora oficialista María Elena Naddeo expresó su "total repudio y disconformidad con la decisión del jefe de Gobierno" y aseguró que el veto es "un retroceso".

Aunque está prohibido por ley, salvo en los casos no punibles establecidos en el Código Penal, en Argentina se registran alrededor de 500.000 abortos cada año, según estimaciones oficiales.

El Código Penal argentino habilita los abortos en casos de peligro para la vida o la salud de la madre, violación o abuso a una mujer discapacitada, aunque el artículo suscita diferentes interpretaciones entre jueces y médicos.