• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Venezuela reclama una reforma integral de las Conferencias Iberoamericanas

La viceministra para América Latina, Verónica Guerrero, representó, a Venezuela en la reunión de Unasur | Foto EFE

La viceministra para América Latina, Verónica Guerrero, representó, a Venezuela en la reunión de Unasur | Foto EFE

"México tiene la posibilidad de impulsar e implementar las reformas que requiere el sistema iberoamericano", subrayó la vicecanciller Guerrero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela reclamó hoy en Panamá una reforma integral de las Conferencias Iberoamericanas para satisfacer las verdaderas necesidades de esta comunidad de países y evitar la duplicidad de tareas con otros organismos de integración regional.

Venezuela quiere además que este proceso se lleve a cabo durante la secretaria pro tempore de las Cumbres Iberoamericanas que ejercerá México a lo largo de los próximos doce meses, recalcó la viceministra de Relaciones Exteriores, Verónica Guerrero.

"México tiene la posibilidad de impulsar e implementar las reformas que requiere el sistema iberoamericano", subrayó la vicecanciller.

Guerrero ensalzó la contribución al proceso de integración latinoamericano del presidente venezolano Hugo Chávez, fallecido en marzo de este año, y a quien describió como el "eterno gigante unionista".

Tras recordar que Venezuela participa en todos y cada uno de los mecanismos de integración de la región, la viceministra de Exteriores destacó la "inequívoca vocación unionista e integracionista" de su país.

Recordó Guerrero que las Conferencias Iberoamericanas fueron creadas como un mecanismo de concertación entre América Latina y los países ibéricos.

"Y sin duda que ha contribuido a la integración", admitió la representante venezolana, "pero el contexto internacional ha cambiado muchísimo", añadió.

Actualmente, señaló la representante venezolana, las conferencias iberoamericanas "han quedado obsoletas por no responder al genuino interés" de los países latinoamericanos y por ello este mecanismo "necesita renovarse".

El proceso de reforma para mejorar la eficacia de las Cumbres Iberoamericanas puesto en marcha en esta reunión de Panamá es insuficiente, a juicio de Caracas.

"Las Conferencias Iberoamericanas en la práctica son un mecanismo birregional, donde los países latinoamericanos y los países ibéricos han podido dialogar de un sinfín de temáticas", recordó la ministra Verónica Guerrero.

Y más que multiplicar con nuevos mecanismos las iniciativas de integración regional, Venezuela apuesta por avanzar en la especialización temática de las áreas que ya está creadas.

"También es necesario que se produzcan cambios en la Secretaría General Iberoamericana para dotarla de una estructura pequeña y flexible con el fin de los recursos destinados a la cooperación no se diluyan en la financiación de gastos burocráticos", agregó.

La viceministra venezolana de Relaciones Exteriores llamó la atención sobre el hecho de que "mientras los países latinoamericanos han mantenido el ritmo de crecimiento, los europeos están sumidos aún en una de las más severas crisis desde el surgimiento del capitalismo

"Mientras que en América Latina crece el producto interno bruto (PIB), en Europa baja; mientras que en nuestra región baja el analfabetismo, en los países europeos sucede diametralmente lo contrario", agregó.

Guerrero reconoció que entre los países de la comunidad iberoamericana existen grandes diferencias en la visión de política, pero dijo que en lugar de abundar en las discrepancias hay que profundizar en las coincidencias.

"Avancemos en el ámbito iberoamericano más en lo que nos identifica que en lo que nos diferencia -dijo- y hagámoslo sin duplicar esfuerzos que ya son abordados en otros mecanismos", como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La vicecanciller venezolana criticó el bloqueo de Estados Unidos a Cuba e hizo suyo "el reclamo de reparación a las potencias europeas por el genocidio y los siglos de explotación que sirvieron para el desarrollo de los países" del viejo continente.

La ministra venezolana apeló a la justicia social y la reparación histórica como condiciones para construir "una relación de respeto e igualdad entre América Latina y la Euopa ibérica".