• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Venezuela será evaluada en la OEA

Para Rodríguez Zapatero el tiempo apremia | Foto Cortesía OEA

Foto Cortesía OEA

Internacionalistas coinciden en que la sesión hará evidentes las dimensiones de la crisis en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pese a los esfuerzos del gobierno del presidente Nicolás Maduro para evitar el debate propuesto por el secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro, el Consejo Permanente discutirá hoy la activación de la Carta Democrática Interamericana para Venezuela.

En un informe de 132 páginas presentado el 31 de mayo, Almagro inició el proceso de activación de la Carta por considerar que en Venezuela “existe una alteración del orden constitucional que afecta gravemente la democracia, no hay una clara separación e independencia de los poderes públicos, el gobierno cerró los canales de diálogo, obstaculiza la posibilidad de que se realice el referéndum revocatorio este año, existe una crisis humanitaria y mantiene presos políticos”.

Almagro se convirtió, de esta manera, en el primer secretario general en la historia de la organización en invocar la Carta Democrática sin consentimiento del Estado afectado. Para ello, se amparó en el artículo 20 de dicho instrumento que faculta al secretario general a promover el debate si considera que se ha roto el hilo democrático de algún estado miembro.

De acuerdo con la internacionalista, Giovanna De Michele, en esta sesión se evidenciará que hay una crisis aguda en Venezuela: “La versión del gobierno de la situación del país no se corresponde con la total realidad, ni con lo que va a mostrar Almagro en el informe”. Es por esta razón que considera que el mecanismo será respaldo por la mayoría de los Estados.

Esta aseveración es compartida por el internacionalista Héctor Quintero Montiel: “Los votos los va a conseguir Almagro”. A su juicio, los países “han dado la vuelta” con respecto a la posición del gobierno de Venezuela.

El representante de Venezuela en la OEA, Bernardo Álvarez, dijo que Venezuela cuenta con 19 votos (uno más de los necesarios) y espera contar con más apoyo durante la sesión de hoy.

Maniobras diplomáticas. El gobierno ha intentado impedir que se debata la crisis en el país en la OEA. Para ello ha criticado duramente la gestión del secretario general, Luis Almagro, por considerar que “obedece a los intereses de Washington”. En la 46 Asamblea General realizada en Santo Domingo del 13 al 15 de junio, Caracas pidió que se aprobara una resolución en su contra la cual no tuvo eco entre los miembros de la organización.

Durante la Asamblea, Venezuela logró, con 19 votos a favor y 12 en contra, que se pautara una reunión del Consejo Permanente solo dos días antes de la sesión de hoy para escuchar al mediador del diálogo (el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero) como mecanismo alternativo a la eventual aplicación de la Carta Democrática. Esta iniciativa fue promocionada por el gobierno como un apoyo para evaluar la gestión de Luis Almagro.

En la sesión del martes, Rodríguez Zapatero admitió que el proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana aún no se había iniciado y que aún está en fase exploratoria. “El proceso será largo, duro y difícil”, señaló.

En la reunión no se evaluó la gestión de Almagro, ni se sometió a votación suspender la sesión de hoy, ambas propuestas solicitadas por el gobierno venezolano.

El discurso de la canciller estuvo orientado a defender al gobierno de los supuestos intentos intervencionistas, en criticar a Almagro y minimizar el impacto de la crisis. “Se inventan nuevas excusas sobre Venezuela. Cualquiera que los escucha piensa que estamos en un país destruido y en guerra”, dijo.

El gobierno también promovió que hoy se realizara una sesión de la Unión de Naciones Suramericanas para recibir a Rodríguez Zapatero, la cual fue suspendida el martes en la noche, a solicitud de Paraguay que argumentó que no se podía participar en dos organismos regionales al mismo tiempo. El secretario general de Unasur, Ernesto Samper aseguró que "en aras de preservar la unidad regional le pidió a la Presidencia Pro Témpore de Unasur, en manos de Venezuela, la suspensión de la reunión.

Una votación muy reñida

Para activar la Carta Democrática se necesitan 18 votos de los 34 estados miembros activos. Cuba es el estado 35 pero no tiene derecho a voto. El gobierno venezolano necesita 18 apoyos para frenar el proceso y dejar sentada su posición de que en Venezuela no existe alteración alguna del orden constitucional. También cabe la posibilidad de que en el debate de hoy los estados determinen que la ruptura constitucional en el país no es lo suficientemente grave.

El duelo diplomático durante las últimas semanas se ha basado en conseguir los votos necesarios para activar o impedir la activación de la Carta.

De acuerdo con pronunciamientos y documentos públicos, los países que están a favor de la activación de la Carta Democrática son 16: Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Guyana.

En contra podrían estar 17 países. República Dominicana, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Surinam, El Salvador, Antigua y Barbuda, Bahamas, Dominica, Haití, Jamaica, Saint Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Grenada, Trinidad y Tobago y Barbados.

En duda: Argentina, país que ha mostrado altibajos en la posible salida a la crisis venezolana.

Esta reñida relación de fuerzas es orientativa pero no definitiva, afirmó el internacionalista Oscar Hernández, quien dijo que las negociaciones serán hasta el último minuto, por lo que la intención de votos de algunos estados puede variar. “El tema es que la crisis de Venezuela ha estado en el tapete y ahora existe una responsabilidad internacional para que no se agudice”.

Si la propuesta de Almagro es aprobada en el Consejo Permanente de hoy, se convocará a una Asamblea General Extraordinaria de cancilleres. Para seguir con el proceso, en esta instancia se requiere el voto de 24 de los estados para determinar las medidas diplomáticas que podrían aplicarse, que van desde el envío de una misión diplomática al país hasta la eventual suspensión del estado de la OEA. Esta semana, Almagro comentó que “nadie está buscando sacar a Venezuela de la OEA”

Ramos Allup va con todo a Washington

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, indicó por su cuenta de Twitter que iría "con todo" a la Organización de Estados Americanos en Washington. La participación de Ramos Allup en la sesión de hoy está pautada para las 11 de la mañana, una hora después del inicio de la reunión. Asiste por invitación del secretario general para explicar los alcances de la crisis en el país. El gobierno rechaza la participación del diputado opositor con el argumento de que sólo un estado miembro de la OEA está facultado para tal fin. El gobierno tratará hasta último minuto evitar que Ramos Allup tome la palabra por lo que no se descarta que su participación sea sometida a votación.

Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN, acompañó a Ramos Allup a Washington.