• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Venezuela condenó el ataque al consulado estadounidense en Libia

Un comunicado de la cancillería venezolana llamó "a que cese el intervencionismo y el odio contra los pueblos árabes y musulmanes"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Venezuela expresó hoy su "más firme" condena por el ataque terrorista contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi, en el oeste de Libia, que provocó la muerte de su embajador en Trípoli, Chris Stevens, y otros tres ciudadanos estadounidenses.

"Al transmitir sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas, el Gobierno venezolano manifiesta su repudio a este acto de agresión, que viola la soberanía territorial estadounidense y atenta contra la inmunidad que protege a toda legación diplomática", indicó la cancillería venezolana en un comunicado.

El atentado contra el consulado estadounidense en Bengasi ocurrió tras una protesta frente a la sede de esta oficina diplomática por un vídeo realizado en Estados Unidos que supuestamente ofendía al profeta Mahoma.

En protesta por ese mismo vídeo, miles de manifestantes se congregaron el martes frente al complejo de la embajada de EE UU en El Cairo, al que algunos lograron ingresar para arrancar la bandera estadounidense y sustituirla por una negra.

El Gobierno venezolano manifestó su "convicción de que el estado de conmoción que reina hoy en la hermana Libia, es producto de la política colonialista de agresión, injerencia y odio sembrada por los países de la OTAN, que ha desestabilizado y potenciado la violencia y el terrorismo en esta región del mundo".

"Por esta razón, de la misma manera que condenamos y repudiamos este ataque, llamamos a que cese el intervencionismo y el odio contra los pueblos árabes y musulmanes", agregó la cancillería.

Por otra parte, Caracas recordó que el 23 de agosto del año pasado la residencia del embajador venezolano en Libia fue objeto de un "asalto brutal por grupos violentos en plena guerra de la OTAN contra Libia".

Al respeto añadió que ese hecho "en su oportunidad fue condenado por numerosos países e instancias internacionales, pero ante el cual las potencias occidentales guardaron absoluto silencio".