• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

“Venezuela es un campo de concentración”

Gloria Álvarez es politóloga y relacionista internacional de la Universidad Francisco Marroquín, de Guatemala / Foto vía El Espectador

Gloria Álvarez es politóloga y relacionista internacional de la Universidad Francisco Marroquín, de Guatemala / Foto vía El Espectador

La politóloga guatemalteca Gloria Álvarez, autora del libro El engaño populista, hace una radiografía de una ideología que, a su juicio, es un mecanismo de manipulación psicológica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La politóloga guatemalteca Gloria Álvarez y el abogado chileno Axel Kaiser describen en las 188 páginas del libro El engaño populista lo que según ellos es un fenómeno político que está destinado al fracaso.

En una entrevista con El Espectador, Álvarez explicó cómo hicieron el libro y sentó su posición frente a los gobiernos de izquierda de América Latina.

A su juicio, el populismo no es una ideología política sino un mecanismo de manipulación psicológica que se utiliza por los líderes políticos para empezar a dar promesas de cuestiones que son imposibles o irreales por el simple hecho de que el Estado y el gobierno por si mismos no son ni generadores ni creadores de una riqueza productiva.

“Todo lo que ingresa al Estado es porque alguien primero lo produjo y luego lo paga en impuestos, es decir, entra al Estado. Es una lógica que está destinada al fracaso no respeta la ley de la economía y es que uno no puede gastar más de lo que le ingresa”.

Considera que el país que vive la situación más crítica actualmente es Venezuela.

“Está ahorita como estuvieron las repúblicas soviéticas colapsadas. Tiene una economía inexistente, no hay vías laborales, acabaron con toda la productividad, desde las pequeñas tiendas de barrio hasta los grandes conglomerados. No existen medios de comunicación independientes, no hay electricidad ni agua potable, no existe la posibilidad de poder adquirir elementos de higiene personal. Es un campo de concentración, porque ahora es hasta prohibido salir del país”, sostuvo.

Lea la entrevista completa de El Espectador aquí