• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Venezuela acusó a Guyana de “intentar crear crisis artificial”

“El nuevo gobierno de Guyana exhibe una peligrosa política de provocación contra Venezuela”, expresó el comunicado | Foto AVN

“El nuevo gobierno de Guyana exhibe una peligrosa política de provocación contra Venezuela”, expresó el comunicado | Foto AVN

Caracas afirma que la única agresión es la concesión otorgada por Georgetown a la petrolera Exxon Mobil para explorar aguas del territorio en reclamación 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela acusó a Guyana de “intentar crear una crisis artificial” en la Zona en Reclamación y rechazó la “política de provocación” del gobierno del presidente David Granger, en un comunicado leído por la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez.

En el texto, que responde al emitido el lunes por Georgetown para denunciar el decreto 1787 del presidente Nicolás Maduro, Caracas afirma que “el tenor altisonante y las afirmaciones falsas” del comunicado guyanés “constituyen una provocación y atentan contra la diplomacia bolivariana de paz”.

El lunes Guyana calificó el decreto –que crea las Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular, una de las cuales (Atlántica) incluye las aguas de la Zona en Reclamación– de violación flagrante de la ley internacional.

“Es inadmisible que el nuevo gobierno de Guyana asuma esta posición cuando ha reconocido expresamente que esta zona marítima está sujeta a la resolución amistosa de la reclamación territorial, como está contemplado en el Acuerdo de Ginebra”, responde el texto leído por Rodríguez.

“Venezuela lamenta que una norma administrativa, dirigida a organizar labores cotidianas de supervisión y protección marítima, sea aprovechada para escandalizar e intentar crear una crisis artificial, inventando situaciones irracionales y utilizando un lenguaje altamente ofensivo”, agrega.

“El nuevo gobierno de Guyana exhibe una peligrosa política de provocación contra Venezuela, apoyada por el poderío imperial de una transnacional estadounidense, la Exxon Mobil, la cual debe ser rectificada en lo inmediato”, concluye.

¿Confrontación? Georgetown también dijo el lunes que el decreto de Maduro representa una amenaza para la seguridad de la región y que “cualquier intento de Venezuela para aplicar este instrumento de manera extraterritorial será resistido enérgicamente”.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Guyana, brigadier Mark Phillips, declaró que no se quedarán de brazos cruzados ante una incursión ilegal en el territorio del país. “Estamos listos y capacitados para hacer frente a cualquier invasión”, afirmó.

“Constituye una ofensa a la tradición libertaria del pueblo de Simón Bolívar considerar, en claro lenguaje imperial, que Venezuela es una amenaza a la región”, respondió Caracas. Añadió que lo amenazante son las exploraciones petroleras que se realizan en aguas en disputa.

“Pesa constatar que la única y sorprendente agresión es que el gobierno de Guyana haya permitido a una transnacional tan poderosa como la Exxon Mobil incursionar en territorio en reclamación entre ambas naciones”, enfatiza el comunicado.

El texto aclara que el reclamo venezolano no pretende socavar el derecho al desarrollo de Guyana y subraya que iniciativas como Petrocaribe han sido “de gran impacto y éxito para la prosperidad verdadera del pueblo guyanés”.


Trazado peligroso. Sadio Garavini, ex embajador en Georgetown, insistió en que el decreto es positivo en el sentido de que acaba con la inhibición del gobierno con respecto al reclamo del Esequibo, pero negativo porque el trazado incluye aguas que pertenecen a Guyana, Surinam y Guayana Francesa.

“Si hubiera un decreto unilateral que fijara la plataforma nuestra, con carácter civil y sin afectar a terceros, sería diferente porque Guyana hizo lo mismo hace unos años. Pero eso no es el caso. Lo que habría que preguntarle al gobierno es qué significa esto”, dijo Garavini.

El abogado Emilio Figueredo, experto en Derecho Internacional, advirtió que la aplicación del decreto 1787, es decir el patrullaje militar de las aguas incluidas en la Zodimain Atlántica, podría generar una reacción de otros países –como los de la Caricom– a favor de Guyana.

Figueredo cuestiona las intenciones del gobierno. “¿Será que el interés es generar un conflicto bilateral para desviar la atención? ¿Tratar de mover un sentimiento nacionalista para colocar a Venezuela como víctima de una gran conspiración internacional?”.

En el comunicado, la Cancillería indica que “los únicos canales apropiados para resolver esta controversia son los del Derecho Internacional, los del Acuerdo de Ginebra y proseguir con el mecanismo del Buen Oficiante bajo la figura del Secretario General de las Naciones Unidas”.

LO DIJO
“El nuevo gobierno de Guyana exhibe una peligrosa política de provocación contra Venezuela, apoyada por el poderío imperial de una transnacional estadounidense, la Exxon Mobil, la cual debe ser rectificada en lo inmediato”
Delcy Rodríguez
Canciller