• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Venezuela y Ecuador acusaron a la CIDH de "subjetiva" y "discriminatoria"

El canciller de la República, Elías Jaua / AVN

El canciller de la República, Elías Jaua / AVN

Los cancilleres de Venezuela y Ecuador, Elías Jaua y Ricardo Patiño, respectivamente, exigieron "revisar" y "corregir" el informe anual del organismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela y Ecuador acusaron hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de actuar de forma "subjetiva" y "discriminatoria", y exigieron "revisar" y "corregir" el informe anual del organismo.

Los cancilleres de Venezuela y Ecuador, Elías Jaua y Ricardo Patiño, respectivamente, criticaron duramente a la CIDH durante sus prolongadas exposiciones en la tercera sesión plenaria de la 43 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebra en la ciudad guatemalteca de Antigua centrada en el tema de las drogas.

Jaua pidió que el informe anual de la CIDH "sea revisado de manera integral e inclusiva, no discriminatoria, no selectiva ni politizada", y exigió que ese documento "presente una panorámica de la situación de los derechos humanos en el hemisferio".

Explicó que el documento debe "identificar los avances y los desafíos" en materia de derechos humanos "en todos los Estados, inclusive en aquellos que no reconocen la competencia de la Comisión y la jurisdicción de la Corte (Interamericana de Derechos Humanos) y que no hayan ratificado los convenios regionales pero donde se cometen graves violaciones a los derechos humanos".

Jaua dijo que la CIDH actúa de manera "subjetiva", y puso como ejemplo las posiciones que el organismo ha adoptado, según el canciller, a favor de sectores políticos y económicos opuestos al Gobierno bolivariano, en varios casos sobre Venezuela.

Citó el caso de la no renovación en mayo de 2007 de la concesión a la televisión privada venezolana RCTV, un acto soberano apegado a las leyes de Venezuela, que la CIDH supuestamente pretende utilizar para "arrebatar a los pueblos el uso libre, democrático, equilibrado y plural del espacio radioeléctrico" para otorgárselo a "grandes corporaciones de la comunicación.

Jaua insistió en la exigencia venezolana de "eliminar el Capítulo IV" del informe de la CIDH, que nombra cada año a los Estados donde el respeto a los derechos humanos merece la "atención especial" de la Comisión y que en 2012 incluyó nuevamente a Venezuela, Cuba y Honduras.

Dijo, además, que hay decisiones de la Comisión "que tiene impacto en el debilitamiento de los Estados nacionales", y citó, entre otros, "el informe de la Relatoría para la Libertad de Expresión en el caso de Ecuador".

En ese sentido, el canciller Patiño habló de la "falta de rigor" de ese informe, lo que, aseveró "pone al descubierto la voluntad de afectar políticamente" a Ecuador y al Gobierno del presidente Rafael Correa.

Son "33 páginas" dedicadas al Ecuador "para intentar demostrar" que en el país "no se respeta la libertad de expresión", y para ello se "tergiversa" la información al acudir a fuentes parciales "sin verificar ni contrastar" lo que ellas dicen, dijo Patiño.

"Demandamos a esa Relatoría (para la libertad de expresión) y a la CIDH la rectificación" del informe y "una disculpa pública por tergiversar la imagen (de Ecuador) de forma grotesca", declaró el canciller ecuatoriano.

Patiño también acusó a la CIDH de que "vuelve a la carga contra Venezuela" al elevar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) el caso de RCTV, "obviando así la potestad de los Estados" y pretendiendo colocar "a los medios (privados) por encima" en un acto "absurdo e intolerable".

El canciller ecuatoriano, además, insistió en que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos requiere reformas adicionales a las aprobadas el 22 marzo pasado al reglamento de la CIDH.

Dijo que en la próxima Asamblea General de la OEA debe haber una "decisión definitiva" sobre la propuesta de sacar de Washington la sede de la CIDH, porque resulta una "flagrante contradicción" que esté allí cuando Estados Unidos "no ha ratificado el sistema" interamericano de derechos humanos.

Patiño exigió al secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, que "en el plazo más breve posible" entregue el informe financiero sobre el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) pedido por la asamblea extraordinaria del pasado 22 de marzo.

"No hay información financiera transparente y disponible (...) no sabemos cómo se manejan los recursos", dijo el canciller, que volvió a reclamar la "discriminación" que existe al otorgársele más financiación a la Relatoría para la Libertad de Expresión que a las demás que integran el SIDH.