• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Venezolanos inician jornada de protesta en Washington para pedir sanciones

El comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes debate un proyecto de ley para imponer sanciones contra algunos funcionarios venezolanos, ante las violaciones de los derechos humanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ciudadanos venezolanos residentes en diferentes partes de Estados Unidos comenzaron a llegar hoy a Washington para protestar por la violencia en su país y pedir al Congreso que sancione a quienes violen los derechos humanos.

Unidos bajo la iniciativa de una caravana que partió el jueves desde Miami a Washington con el lema "Trip for Freedom (Viaje por la libertad)", otros venezolanos viajaron desde Boston, Nueva York, Kentucky y Carolina del Norte para participar en esta jornada.

El comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes debate un proyecto de ley para imponer sanciones contra algunos funcionarios venezolanos, ante las violaciones de los derechos humanos que han denunciado algunas organizaciones como Human Rights Watch (HRW).

El Gobierno estadounidense ha indicado que prefiere agotar el diálogo antes de sancionar a Venezuela, según dijo la secretaria de Estado Adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, en una audiencia celebrada este jueves ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Un grupo de venezolanos, vestidos con camisetas con leyendas en las que piden ayuda para Venezuela y gorras con la bandera del país, acudió al Congreso para seguir la audiencia sobre su país que se celebra también hoy, antes de recibir a la caravana.

"Queremos que Obama apruebe la resolución que estamos solicitando para que haya sanciones contra miembros del gobierno de Venezuela por violación de derechos humanos", dijo en unas declaraciones a Efe María Elena Márquez.

Márquez, que lleva 20 años viviendo en Estados Unidos, se mostró emocionada y dijo sentir "mucha tristeza" porque le parece "imposible que esto le esté pasando a Venezuela".

"Estoy con el corazón en Venezuela", afirmó.

La caravana llega a Washington un día después de que el Gobierno venezolano ordenara el desalojo de cuatro campamentos de protesta y detuviera a 243 personas.

Desde Boston, desde Miami, desde Michigan, gritaban algunos de los asistentes antes de empezar la audiencia.

"Estamos muy contentos de que hayan venido", dijo la congresista republicana por Florida, Ileana Ros Lehtinen. "Ésto está evolucionando gracias al apoyo de ustedes", agregó.

Entre los asistentes también estuvo la cantante venezolana María Conchita Alonso, quien este jueves presentó en el Congreso la canción "Escucha mi eco", en apoyo a los estudiantes que han protagonizado protestas en varias ciudades de Venezuela en los últimos meses contra la escasez y la inseguridad.

Ruth Alcalá, ciudadana estadounidenses de origen venezolano, sostenía una copia de la carta que recibió del mandatario Barack Obama en respuesta a una petición que le hizo para que "condenara públicamente las represiones que están sucediendo en Venezuela".

"Es mi granito de arena, yo no soy nadie, no soy una activista, soy una persona común", dijo Alcalá, que llegó a Washington desde Miami y contó a Efe que escribió al presidente porque cree en "la democracia en este país".

En cuanto a las sanciones, señaló que de la parte política "se tiene que preocupar otra gente". "Nosotros estamos apoyando sobre todo desde fuera porque somos una voz para Venezuela, no podemos dejar que el mundo no sepa lo que está pasando".

La caravana que salió de Miami está formada por tres autobuses y vehículos de otros puntos de Estados Unidos. Los activistas tienen previsto concentrarse frente a la Casa Blanca y marchar hasta la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde quieren entregar un documento de denuncia.

Venezuela vive desde el pasado 12 de febrero una serie de protestas antigubernamentales encabezadas por la oposición y estudiantes, que en ocasiones se han vuelto violentas, y que dejan a día de hoy un saldo de más de 40 muertos y cientos de detenidos.