• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Vaticano investiga denuncias contra religiosos chilenos por abusos a menores

Chile se ha visto estremecido en los últimos años por múltiples denuncias en contra de sacerdotes católicos por abusos sexuales. Varios de esos casos ya han sido sancionados por el Vaticano, mientras que otros se encuentran todavía en proceso de investigación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Vaticano envió en enero una delegación a Chile para investigar las denuncias contra un obispo y otros religiosos por supuestos abusos sexuales contra menores de edad, según reconoció hoy el obispado de la ciudad de San Felipe.

De acuerdo con un comunicado del obispado, la Santa Sede decidió investigar las denuncias que afectan al titular de esa diócesis, Cristián Contreras Molina, aunque precisó que fue el propio obispo quien pidió que se indagara el caso para poder demostrar su inocencia.

Según el texto, el obispo solicitó al Vaticano que investigue "la veracidad de las denuncias que le imputan presuntos delitos graves contra la moral y el cumplimiento de sus obligaciones ministeriales, cuyo contenido considera completamente infundados".

El obispado agregó que "todas las personas que han contribuido con sus informaciones a una investigación, se encuentran obligadas a guardar sigilo acerca de ellas, de los procedimientos y detalles de la misma, hasta que ésta concluya con una decisión formal".

El Centro de Investigaciones Periodísticas (Ciper) reveló recientemente que los religiosos chilenos fueron investigados por dos clérigos mexicanos de la diócesis de Guadalajara, enviados como jueces eclesiales por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Según Ciper, los clérigos mexicanos investigaron las denuncias formuladas contra el obispo Contreras y el sacerdote chileno Mariano Labarca, quien fue superior general de la Orden Mercedaria entre 1998 y 2004.

La visita de los sacerdotes mexicanos, que se habría concretado en enero, es un hecho inédito, ya que es la primera vez que este organismo manda a Chile a emisarios para que investiguen casos relacionados con abusos sexuales.

Chile se ha visto estremecido en los últimos años por múltiples denuncias en contra de sacerdotes católicos por abusos sexuales. Varios de esos casos ya han sido sancionados por el Vaticano, mientras que otros se encuentran todavía en proceso de investigación.

Las primeras denuncias contra el obispo Contreras fueron recibidas por el Arzobispado de Santiago a través del sacerdote Ricardo Cortés y del párroco Pedro Vera.

El 8 de agosto de 2013 se recibió el testimonio de otro religioso, quien declaró bajo juramento haber sido testigo de cómo Contreras abusaba de un joven de 15 años e incluso aseguró que él mismo había recibido una propuesta de carácter sexual por parte del obispo.

Ante tales denuncias, el Vaticano declinó encomendar la investigación al Arzobispado de Santiago o a la Nunciatura Apostólica, como normalmente ocurre, y nombró al arzobispo de Guadalajara en México, José Francisco Robles, como encargado de ella.

Según la versión de Ciper, Robles envió a Chile a dos religiosos de su confianza para realizar las indagaciones de las que todavía no ha trascendido ningún detalle.

En declaraciones a un diario electrónico de San Felipe, el obispo Contreras declinó referirse a la supuesta comparecencia que entregó a los eclesiásticos mexicanos, pero dijo que esto obedecía a una "pasada de cuenta" de los sacerdotes que él ha investigado y descartó la veracidad de las denuncias.

Contreras se encuentra actualmente de vacaciones y sólo luego de recibir instrucciones de la jerarquía eclesiástica, dijo, podrá entregar mayores detalles de lo ocurrido.