• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Vaticano absuelve a obispo chileno acusado de abuso sexual

Vista general de la plaza de San Pedro en Roma | AFP

Vista general de la plaza de San Pedro en Roma | AFP

La Iglesia chilena enfrenta una veintena de casos de sacerdotes acusados de abuso sexual a menores, la mitad de ellos condenados por la justicia ordinaria y el resto sometido a la justicia eclesial, y ha pedido perdón público por estos hechos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Vaticano absolvió al obispo chileno Cristián Contreras, a cargo de la diócesis de la ciudad de San Felipe (centro), contra quien había abierto una investigación por supuestos abusos sexuales, acusaciones que resultaron falsas.

El Obispado chileno de San Felipe informó en una declaración que "la Congregación para la Doctrina de la Fe determinó que dichas acusaciones no son ciertas y también estableció la ausencia de elementos incriminantes" contra Contreras.

Según el comunicado, la denuncia también fue investigada por la Fiscalía civil, pero fue archivada por falta de antecedentes.

El caso fue conocido por una investigación del medio electrónico Ciper (Centro de Investigación Periodística), que reveló cómo el Arzobispado recibió denuncias de tres sacerdotes sobre supuestos abusos cometidos por Contreras, incluido a un joven de 15 años.

"Esto llega hasta acá. Pienso que el objetivo se ha cumplido, en el sentido de clarificar la inocencia del obispo en esta acusación que siempre sostuve era falsa y calumniosa", dijo Contreras, según la prensa chilena. "Es muy duro enfrentarlo", agregó.

La Congregación para la Doctrina de la Fe, instancia del Vaticano encargada de examinar este tipo de casos, envió a dos emisarios mexicanos a Chile para investigar esta y posiblemente otras denuncias.

En octubre de 2012, la Iglesia católica fue estremecida por la renuncia del obispo de Iquique, Marco Antonio Órdenes Fernández, de 47 años, sospechoso de abusar sexualmente de un adolescente y quien se convirtió en el primer clérigo chileno de tal jerarquía en ser investigado por el Vaticano.

La Iglesia chilena enfrenta una veintena de casos de sacerdotes acusados de abuso sexual a menores, la mitad de ellos condenados por la justicia ordinaria y el resto sometido a la justicia eclesial, y ha pedido perdón público por estos hechos.