• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Vargas Llosa alaba a la crítica del islam de Ayaan Hirsi Ali

Ayaan Hirsi Ali dijo que rompió definitivamente con el islam tras los atentados del 11 de septiembre en  Estados Unidos | Foto: AFP

Ayaan Hirsi Ali dijo que rompió definitivamente con el islam tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos | Foto: AFP

La somalí nació en el seno de una familia musulmana y huyó a Holanda en 1992 para escapar de un matrimonio forzado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa rindió homenaje el domingo a la somalí Ayaan Hirsi Ali, militante de los derechos de la mujer y crítica acérrima del islam, que es, según él, "uno de los adversarios más valiosos" contra los "islamistas fanáticos".

En la columna que publica cada dos semanas en el diario español El País, el escritor peruano alabó el último libro de Ali, Heretic, en el que defiende una reforma total del islam, similar a la reforma protestante del siglo XVI.

"Los fanáticos islamistas han querido acabar con ella y no lo han conseguido, y no es imposible que lo sigan intentando, pues se trata de uno de los más articulados, influyentes y valerosos adversarios que tienen en el mundo", escribió Vargas Llosa.

"Qué extraordinario que sea una somalí, educada en Arabia Saudí y en Kenia, capaz de romper con el oscurantismo y la barbarie que quisieron imponerle, quien defienda con tanta convicción y tanto fuego la cultura de la libertad, la mejor contribución de Occidente al mundo, ante unos auditorios de occidentales apáticos y escépticos", añadió.

Ali, que nació en Somalia en 1969, en el seno de una familia musulmana, huyó a Holanda en 1992 para escapar de un matrimonio forzado. Allí obtuvo asilo político y la nacionalidad holandesa, cinco años después. La activista abandonó Holanda y se instaló en Estados Unidos en mayo de 2006, después de un pleito que comenzó tras admitir que había mentido sobre su edad y su nombre cuando solicitó el asilo.

Asegura que rompió definitivamente con el islam tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. Desde entonces, se ha convertido en una ferviente defensora de la secularidad y los derechos de las mujeres musulmanas. Sus críticas al islam la convirtieron en un objetivo para los extremistas y recibió amenazas de muerte.