• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Uruguay convocó a embajador Julio Chirino

El presidente no solo afectó a la persona, sino a la investidura que representa, según Montevideo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de Uruguay convocó ayer al embajador venezolano Julio Chirino para hacerle saber que considera "inamistosas" unas declaraciones de Nitcolás Maduro, presidente de Venezuela, en las que criticó al vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic.

"Por allá un amigo en el sur, un gran amigo, que tiene un buen cargo, un importante cargo en un gobierno, dijo que no le constaba la injerencia de Estados Unidos sobre Venezuela. Qué vergüenza esas declaraciones.

Estamos agredidos, intervenidos, amenazados y ¡todavía hay gente que dice eso en América Latina!", dijo Maduro el lunes.

De acuerdo con el comunicado emitido desde Montevideo, estas declaraciones afectan no solo a la persona a la que están dirigidas, sino a la investidura que representa y a la institucionalidad que la respalda.

El 3 de marzo, poco antes de iniciar una sesión en el Senado del que también Sendic es presidente, afirmó que el gobierno de Uruguay no tiene "elementos para acompañar" al mandatario venezolano en la afirmación de la existencia de "injerencias externas" en ese país.

"Ellos están hablando de injerencias externas. Nosotros no tenemos elementos para poder acompañar esa afirmación, pero sin duda que es un proceso que a todos nos tiene preocupado y lo vamos a seguir mirando con mucho cuidado", dijo el vicepresidente uruguayo.

Maduro ha dicho reiteradamente que hay injerencias externas en su país, afectado por una crisis económica y política, y ha acusado a Estados Unidos de estar detrás de una supuesta conspiración golpista que afirma haber desbaratado y en la que ha involucrado a opositores y algunos militares.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró el lunes una situación de "emergencia nacional" por el riesgo que supone, en su opinión, la situación de Venezuela para la seguridad estadounidense, y ordenó que se apliquen las sanciones contra siete altos cargos de ese país a quienes congelaron cuentas y suspendieron visa.