• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Urosa exhortó al gobierno a que reconozca la crisis humanitaria

El cardenal concelebró la misa con el nuncio Aldo Giordano, monseñor Diego Padrón, presidente de la CEV y Arturo Peraza, provincial de los jesuitas

El cardenal concelebró la misa con el nuncio Aldo Giordano, monseñor Diego Padrón, presidente de la CEV y Arturo Peraza, provincial de los jesuitas | Foto: William Dumont

El arzobispo de Caracas cree que la apertura del paso a Colombia por doce horas el domingo demostró las carencias de alimentos y medicinas del venezolano 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cardenal Jorge Urosa Savino calificó de injusto que los venezolanos “estén pasando hambre y sufriendo unos costos altísimos en los productos de primera necesidad” porque el gobierno no resuelve la falta de medicamentos y de alimentos básicos.

“Es insólito que nosotros los venezolanos estemos pasando esta escasez y este desabastecimiento. En ese sentido es importante repetir el llamado al gobierno para que resuelva este problema, porque no es justo que la gente esté pasando hambre y sufriendo unos costos altísimos en los productos de primera necesidad simplemente porque el gobierno no resuelve el problema de las medicinas y la comida”, señaló Urosa Savino, luego de oficiar una misa en la Universidad Católica Andrés Bello en acción de gracias por el centenario de la llegada de la Compañía de Jesús a Venezuela.

El tránsito de más de 35.000 venezolanos a Colombia el día domingo, por la apertura de un canal humanitario permitido por ambas naciones durante 12 horas, es una prueba evidentísima de que sí existe una crisis muy grave de alimentos y medicinas en el país, dijo.

El arzobispo de Caracas recomendó que en primer lugar, por tratarse de una situación de emergencia, se permita la entrada de alimentos y medicinas a través de instituciones como Cáritas u otros organismos de la Iglesia. En segundo lugar que se importe y traiga comida y medicinas: “Así como han pedido plata para comprar armas inútiles y que nosotros los venezolanos no necesitamos, que pidan plata para traer alimentos y medicamentos”. Y, en tercer lugar, deberían estimular la producción.

Con relación al papel de la Iglesia Católica como mediadora o facilitadora del diálogo entre el gobierno y la oposición, Urosa indicó: “Seguimos esperando y estamos dispuestos a ayudar a que se realice el diálogo, pero que este vaya a resolver problemas y no a dilatar las soluciones”.

En la celebración eucarística también participó el nuncio apostólico, Aldo Giordano, el presidente de la CEV, monseñor Diego Padrón, y el provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela, Arturo Peraza, entre otros.