• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Uribe defendió gobierno de Betancur por masacre del Palacio de Justicia

Álvaro Uribe | Foto: Archivo

Entre los muertos hay 11 magistrados de la Corte Suprema | Foto: Archivo

El ex presidente de Colombia dijo que quienes participaron en el "Holocausto del Palacio de Justicia" cumplieron el deber de defender la nación contra el atentado narcoterrorista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Álvaro Uribe, ex presidente de Colombia, manifestó que no se pueden señalar como culpables del "Holocausto del Palacio de Justicia", del que hoy se cumplen 30 años, al ex presidente Belisario Betancur (1982-1986), a su gabinete y a los militares.

"Ellos cumplieron el deber de defender a la nación contra el atentado narcoterrorista", expresó en referencia al asalto de un comando del grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19), perpetrado el 6 de noviembre de 1985 y que se prolongó hasta el día siguiente.

La toma guerrillera del Palacio, en pleno centro de Bogotá, sede de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado, y la posterior recuperación militar a sangre y fuego del edificio que fue arrasado por las balas y las llamas, dejó cerca de un centenar de muertos, decenas de heridos y 11 desaparecidos.

Entre los muertos hay 11 magistrados de la Corte Suprema, incluido su presidente Alfonso Reyes Echandía, quien en las horas iniciales del asalto guerrillero pidió repetidamente a Betancur un alto el fuego para evitar una hecatombe, pero su pedido no fue escuchado.

El clamor "¡Que cese el fuego!", hecho en entrevistas radiales por Echandía, está en la memoria colectiva del país como recuerdo del fatídico día en el que Colombia renunció a la palabra y dejó que las armas reemplazaran el Estado de derecho y los valores ciudadanos esenciales, según la Comisión de la Verdad que años después investigó los hechos.

Los procesos judiciales por el asalto y recuperación del Palacio tienen 100.000 folios y dos militares retirados de alto rango condenados, mientras que del comando de 35 guerrilleros del M-19 que participó en la toma solo sobrevivió una mujer que escapó entre los rehenes que salieron con vida y vive en el exterior, según se supo años después.