• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Unión Europea activa cláusula para la defensa colectiva contra el EI

Habrá mayor intercambio de inteligencia | Foto AFP

Habrá mayor intercambio de inteligencia | Foto AFP

Estados miembros podrán usar “medios civiles y militares” que abarcan acciones conjuntas de desarme, misiones de rescate, prevención de conflictos, intervención de fuerzas de combate y restablecimiento de la paz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los 28 Estados miembros de la Unión Europea respaldaron la petición de Francia de aplicar la cláusula para la defensa colectiva del Tratado de la UE o de Maastricht, que se emplearía por primera vez y que conduciría a la planificación de estrategias civiles y militares conjuntas.

En el consejo de ministros de Defensa de ayer los miembros informaron que acordarán bilateralmente qué aportaciones pueden hacer contra el Estado Islámico en operaciones internacionales.

"Hoy la Unión Europea expresa de manera unánime su total apoyo y disposición de conceder toda la ayuda y asistencia requerida y necesaria" a Francia, dijo la alta representante de la UE, Federica Mogherini, reportó Efe.

El artículo –establecido en el Tratado de Lisboa y en vigor desde diciembre de 2009–, indica que “si un Estado miembro es objeto de una agresión armada en su territorio”,  los demás miembros “le deberán dar ayuda y asistencia con todos los medios a su alcance, de conformidad con el artículo 51 de la Carta de la ONU, sin perjuicio del carácter específico de la política de seguridad y defensa de determinados” países. Añade que la cooperación entre países seguirá ajustándose al marco de la OTAN.

Así, la “Unión podrá recurrir a medios civiles y militares” que abarcan actuaciones conjuntas en materia de desarme, misiones humanitarias y de rescate, asesoramiento y asistencia militar, prevención de conflictos y de mantenimiento de la paz, misiones de intervención de fuerzas de combate para la gestión de crisis, restablecimiento de la paz y operaciones de estabilización al término de los conflictos, de acuerdo con el artículo 28B de la sección 2, sobre la Política Común de Seguridad y Defensa. En este caso, las acciones se ejecutarían según la solicitud de París.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, afirmó que esto “es un acto político de gran envergadura". Pero, ante las dudas, los ministros de Defensa señalaron que habrá un mayor intercambio de inteligencia y descartaron movilizar tropas, dijeron medios internacionales.

Minutos antes de conocer la medida, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, señaló que los miembros del organismo participan en la alianza militar internacional liderada por Washington contra el EI (aunque no en el marco de la organización).

Aumentan bombardeos. Francia y Rusia iniciaron la coordinación de acciones militares contra terroristas y atacaron ayer los mismos flancos del Estado Islámico en Raqa, Siria. Francia bombardeó con 10 aviones el principal feudo extremista y Rusia atacó la misma zona, tras el intercambio de información entre la coalición internacional y Moscú.

El ataque ruso se dio luego de que Putin reconoció que el siniestro en el Sinaí del avión ruso en el que murieron 224 personas, fue un atentado terrorista.

Hollande se reunirá el 24 de noviembre en Washington con su homologo, Barack Obama, y luego en Moscú con Putin.

ONU llama a combinar seguridad y desarrollo
Con motivo de los atentados en Paris, la ONU recordó la necesidad de combinar las medidas de seguridad con políticas de desarrollo que atiendan  las raíces del extremismo.

"Los conflictos y el extremismo violento de hoy nacen a menudo de una mezcla de exclusión, desigualdad, mala gestión de recursos naturales, corrupción, opresión, fracasos de gobiernos y la frustración y alienación que acompañan una falta de empleos y oportunidades", aseguró el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, en un debate sobre la prevención de conflictos celebrado en el Consejo de Seguridad.

Ban aprovechó su intervención para expresar su preocupación por las posibles represalias contra los musulmanes que puede haber tras los atentados y para alertar que esto solo beneficiará al terrorismo.

El jefe de la ONU defendió la importancia de combinar las acciones antiterroristas con medidas preventivas que vayan a la raíz de la violencia.

El Consejo escuchó la experiencia directa de Wided Bouchamaoui, presidente de la patronal tunecina, una de las organizaciones galardonadas con el Nobel de la Paz por su trabajo en la transición pacífica en el país.

Bouchamaoui coincidió en que la crisis económica y política en muchos países y la "marginación" vivida por sus poblaciones durante décadas y la mala gestión de conflictos como el palestino, son las causas del auge del extremismo en el mundo árabe.

La responsable británica de Desarrollo, Justine Greening, defendió ir a las raíces del problema, que son generalmente "la falta de oportunidades", además de actuar en materia de seguridad. Ese doble enfoque es claro por ejemplo en el caso del Estado Islámico contra el que hay que actuar "porque no va a desaparecer", pero al que hay que responder también encontrando soluciones políticas para la crisis siria, que es la que ha permitido el avance del grupo.

Contrario al resto de las voces, el embajador de Venezuela, Rafael Ramírez, dijo que los modelos “no pueden ser impuestos ni controlados por ningún otro país ni órgano internacional”. “Países con sus propios esquemas de desarrollo muchas veces han sufrido la injerencia, la desestabilización política o incluso la intervención militar porque las grandes potencias con intereses económicos o geopolíticos en esas naciones son contrarios a las decisiones soberanas de esos países”, afirmó.

El Dato
El semanario satírico francés Charlie Hebdo, víctima de un atentado terrorista en enero pasado por haber divulgado caricaturas de Mahoma, publicó ayer una portada con la frase “Ellos tienen armas. Que se jodan, nosotros tenemos champán”, en referencia a los ataques del viernes en París. La caricatura del dibujante Coco muestra a un hombre que bebe y baila con un cuerpo abaleado y una botella de champán en la mano sobre un fondo rojo. La bebida ingerida por el hombre se desborda por los agujeros causados por las balas. Charlie Hebdo demostró resistencia a los yihadistas cuando días después del atentado difundió otra caricatura de Mahoma que proclamaba “Je suis Charlie”, pero con el título: “Todo está perdonado”.