• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Unión Africana: La amenaza de Al Shabab sigue siendo real

El representante especial de la Comisión para Somalia, Mahamat Saleh Annadif, condenó el atentado que se produjo con un carro bomba en la entrada de la sede de la comisaría

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El representante especial de la Comisión de la Unión Africana para Somalia, Mahamat Saleh Annadif, advirtió hoy de que la amenaza de la milicia radical Al Shabab "sigue siendo real" tras el atentado de hoy en una comisaría de la ciudad somalí de Baladweyne, en el que murieron al menos 15 personas.

En un comunicado, Annadif condenó el atentado, que se produjo cuando "un coche cargado de explosivos estalló en la entrada de la sede de la comisaría" de la provincia de Hiraan.

Además, según el representante de la UA, "hombres armados abrieron fuego contra los agentes de policía somalíes y civiles que se encontraban en la comisaría".

El ataque se saldó con "varias bajas", dijo Annadif, sin precisar el número total de víctimas.

El atentado suicida con coche bomba ha sido atribuido tanto por la UA como por el Gobierno somalí al grupo yihadista Al Shabab, que se atribuyó el asalto a un centro comercial de Nairobi en septiembre, en el que perdieron la vida al menos 72 personas.

"No debemos bajar la guardia. Como hemos dicho en repetidas ocasiones, la amenaza de un ataque sigue siendo real incluso cuando los extremistas han sido expulsados de varias ciudades (somalíes)", dijo el representante de la UA.

"La Misión de la UA (AMISOM) continuará apoyando al pueblo de Somalia en sus esfuerzos por lograr una paz sostenible", subrayó.

Annadif reafirmó el compromiso de la AMISOM con el Ejército somalí y las Fuerzas de Seguridad nacionales para mejorar la seguridad en el país.

Éste es el segundo ataque en Beledweyne llevado a cabo por los combatientes de Al Shabaab, tras el perpetrado el pasado mes contra las fuerzas de Etiopía y Yibuti en un restaurante, donde murieron 16 personas.

El Ejército somalí, apoyado por tropas de la UA, expulsó a Al Shabaab de Beledweyne hace más de un año, aunque este grupo controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, cuyo frágil gobierno todavía no está en condiciones de imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.