• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Estados Unidos lamenta la muerte del disidente cubano Espinosa Chepe

El disidente cubano Óscar Espinosa Chepe / EFE

El disidente cubano Óscar Espinosa Chepe / EFE

"Hacemos llegar nuestras más sentidas condolencias a su esposa Miriam Leiva, que ha perdido a su amado esposo, y a su familia", dice un comunicado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Estados Unidos lamentó hoy el fallecimiento del disidente cubano Óscar Espinosa Chepe, quien murió hoy a los 72 años en Madrid tras una larga enfermedad, y recordó que el activista fue "un campeón incansable" en la lucha por la mejora de la política económica y los derechos humanos en Cuba.

En un comunicado, la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Jen Psaki, recordó el optimismo de Chepe sobre el futuro económico de Cuba y subrayó que el disidente siempre confió en que la isla iba a lograr "prosperidad económica y gobernabilidad democrática".

"Hacemos llegar nuestras más sentidas condolencias a su esposa Miriam Leiva, que ha perdido a su amado esposo, y a su familia", agregó.

Espinosa Chepe "será recordado por su visión y dedicación por un futuro mejor para Cuba. Su legado perdurará en la inspiración que proporciona para el pueblo cubano y sus admiradores en todo el mundo", concluyó Psaki.

El activista, uno de los 75 opositores condenados a 20 años de prisión en la "Primavera Negra" de 2003 en Cuba, falleció a las afueras de Madrid, donde recibía tratamiento para la grave enfermedad de hígado que padecía desde hace años.

Conocido por Chepe, su segundo apellido, comenzó su activismo en la oposición interna tras ser acusado de "contrarrevolucionario" en 1992 y después de haber tenido varios puestos en la administración castrista.

En los últimos años, durante el mandato del presidente Raúl Castro, Chepe se pronunció y escribió numerosos artículos sobre el plan de reformas para actualizar el sistema económico de Cuba, con una visión crítica y escéptica ante unos ajustes que calificaba de insuficientes, limitados y tardíos.

En 2012 Espinosa sufrió varias crisis de la cirrosis hepática que lo aquejaba desde antes de su encarcelamiento, a la que se sumaron otras dolencias de vesícula, hipertensión y hemorragias digestivas, por lo que fue internado en dos hospitales de La Habana en cuatro ocasiones.

Ese empeoramiento de su salud determinó su primer viaje al exterior desde su excarcelación y el 12 de marzo de 2013 llegó a España, donde fue inmediatamente ingresado en el hospital Puerta de Hierro de Madrid para someterse a tratamiento.