• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Estados Unidos da espaldarazo al nuevo líder de la oposición siria

Rebeldes sirios | AP

Rebeldes sirios | AP

El jefe de diplomacia norteamericano, John Kerry, se reunió con el líder de los rebeldes sirios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La oposición siria recibió hoy un importante espaldarazo internacional tras la reunión que mantuvo en Nueva York el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, con el líder de la Coalición Nacional Siria, Ahmad Asid Yarba, en una jornada en la que la ONU confirmó que ya hay más de cien mil muertos en ese país.

El encuentro, el primero de un representante de la Casa Blanca con el nuevo líder opositor sirio, se celebró en la Misión de Estados Unidos ante Naciones Unidas y aunque se permitió el acceso de las cámaras y los fotógrafos para dejar constancia gráfica del momento, la reunión fue a puerta cerrada y lejos de los periodistas.

"Estoy muy agradecido con el secretario de Estado por el apoyo de EE.UU. a la democracia en Siria pero necesitamos apoyo urgente", dijo después el nuevo líder de la Coalición Nacional Siria, quien aseguró ante Kerry que la situación es "desesperante" y por eso el apoyo militar de EE.UU. es "vital" para poder "defenderse".

Acompañado por otros cinco representantes de la coalición, entre ellos Michel Kilo, Burhan Ghalioun y su representante especial ante la ONU, Najib Ghadbian, el presidente de la CNS reiteró a Kerry que el apoyo de Washington es "esencial" para acabar con esta guerra y exigir una transición, o de lo contrario "el régimen sobrevivirá".

"El tiempo no está de nuestra parte", advirtió Yarba, quien acusó al régimen de Damasco de estar buscando una "victoria militar" con el uso indiscriminado de "armas químicas y bombas de racimo", de ahí que necesiten "apoyo directo" de Estados Unidos para forzar a Bachar al Asad a renunciar y "salvar" la democracia en Siria.

Antes de la reunión, que se extendió por espacio de más de media hora, un portavoz del Departamento de Estado había adelantado que Kerry transmitiría a sus interlocutores lo importante que es que participen en la conferencia internacional de Ginebra impulsada por Estados Unidos y Rusia para buscar una salida a la crisis siria.

Washington y Moscú propusieron en mayo pasado la celebración de una cumbre internacional en Ginebra sin que hasta la fecha esos esfuerzos diplomáticos hayan permitido que se ponga de acuerdo sobre los términos para acudir a esa cita, a la que importantes sectores rebeldes sirios han dicho que no irán hasta que Al Asad renuncie.

Durante la reunión, el líder de la Coalición Nacional Siria dijo entender el temor de EE.UU. a que el extremismo se extienda por ese país, pero le reiteró que la coalición opositora condena "completamente" todas las formas de terrorismo así como todos los intentos de convertir a Siria en un estado "totalitario".

Kerry arrancó su intensa jornada de trabajo en Nueva York con una entrevista con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ante quien aseguró que "no hay una solución militar" para resolver la situación en Siria y pidió "liderazgo" para que las partes se sienten a negociar" una salida política.

Se trata del mismo mensaje que repite desde hace meses el secretario general de la ONU, quien tras exigir nuevamente el cese de las acciones militares y que se celebre la conferencia de paz de Ginebra "lo antes posible", confirmó que ya han muerto más de cien mil personas en Siria.

Hasta ahora las cifras que manejaba Naciones Unidas hablaban de más de 93.000 muertos desde que estalló la sangrienta guerra civil en Siria en marzo de 2011, aunque desde hace semanas el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ya había elevado la cifra a más de 100.000.

Mientras, sobre el terreno, el jefe de la misión de expertos conformada por Ban para investigar el uso de armas químicas, Åke Sellström, y la Alta Representante de la ONU para el Desarme, Angela Kane, se encuentran en Damasco para acordar con las autoridades los términos y condiciones de su investigación.