• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Estados Unidos pide detener y entregar "sin demora" a Snowden

Edward Snowden / AFP

Edward Snowden / AFP

La Casa Blanca y el Departamento de Estado respondieron a las declaraciones del presidente ruso, Vladimir Putin

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estados Unidos pidió a Rusia que entregue "sin demora" al informante Edward Snowden, que se encuentra en una terminal de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú y a quien el Gobierno ruso ha dicho que no extraditará, incidente que amenaza con enfriar las relaciones bilaterales.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado respondieron a las declaraciones del presidente ruso, Vladimir Putin, quien confirmó que el extécnico de la CIA y contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) sigue en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremétievo y es "un hombre libre", a la vez que descartó su extradición a Estados Unidos, país con el que no tiene un tratado bilateral.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, utilizó un tono conciliador a la par que de advertencia y aseguró que, al igual que Putin, Estados Unidos no quiere que "este asunto impacte negativamente en las relaciones bilaterales".

Washington recordó a Moscú "la fuerte cooperación en materia policial y de seguridad" entre los dos países, especialmente desde los atentados de Boston del pasado abril, en los que Rusia aportó apoyo en la investigación de los dos sospechosos.

"Aunque no tenemos un tratado de extradición con Rusia, existe una clara base legal para expulsar a Snowden, a partir del estatus de sus documentos de viaje y los cargos pendientes sobre él", indicó Hayden.

Snowden fue acusado de violar la ley de espionaje estadounidense el pasado 14 de junio mientras se encontraba en Hong Kong y la acusación dio pie a que se cursara una orden de extradición que no impidió que el informante saliera de allí en un avión rumbo a Moscú justo antes de que fuera cancelado su pasaporte.

El estadounidense de 30 años es buscado por filtrar detalles de dos programas secretos de vigilancia de registros telefónicos y comunicaciones en internet que lleva a cabo la NSA con la intención de prevenir ataques terroristas.

El portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, recordó hoy en rueda de prensa que en los últimos años se ha entregado a las autoridades rusas a alrededor de un centenar de personas buscadas por la Justicia rusa, entre ellas criminales de alto perfil, y EE.UU. espera reciprocidad en este caso.

EE.UU. está inmerso en una urgente ofensiva diplomática después de perder la oportunidad de aprehender a Snowden cuando se encontraba bajo control de las autoridades chinas y de Hong Kong.

Los diplomáticos de Washington intentan ahora persuadir a Rusia y contener a otros gobiernos críticos como el de Ecuador, que podría dar asilo al responsable de la filtración con la ayuda de Cuba.

El presidente estadounidense, Barack Obama, está intentando mantener un perfil discreto en este caso y hoy no intervino en el tira y afloja entre Rusia y Estados Unidos, que para algunos políticos estadounidenses recuerda los años de la Guerra Fría.

El senador republicano y candidato presidencial en 2008, John McCain, dijo hoy que la discusión diplomática a propósito de Snowden es una "reminiscencia de la Guerra Fría", al tiempo que pidió a la Casa Blanca que se muestre más dura con Rusia y China.

McCain dijo que Putin, al que describió como un "viejo coronel del aparato comunista del KGB", sigue "metiéndonos el dedo en el ojo", comentario que se produce después de que el senador haya criticado al mandatario ruso por su papel de apoyo del régimen sirio de Bachar al Asad.

Mientras tanto, el diario The Washington Post aseguró que EE.UU. está preocupado por la posibilidad de que Snowden esté consiguiendo protección a cambio de ceder a Gobiernos extranjeros secretos obtenidos gracias a los privilegios de su trabajo en Booz Allen Hamilton, subcontrata de la NSA.

Los técnicos de la NSA trabajan contrarreloj para determinar qué secretos pudo recolectar Snowden antes de filtrar detalles de dos programas de espionaje a "The Guardian" y "The Washington Post"