• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Estados Unidos no descarta enviar tropas a Irak

Activistas de la organización Code Pink protestaron por la acción militar estadounidense | Foto EFE

Activistas de la organización Code Pink protestaron por la acción militar estadounidense | Foto EFE

Filiales de Al Qaeda en la península arábiga y el Magreb islámico llamaron a la unidad de los yihadistas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Martin Dempsey, no descartó la posibilidad de que soldados estadounidenses tengan que ponerse en la vanguardia del combate contra el Estado Islámico.

En una audiencia en el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, Dempsey dijo que pudiera aconsejar al presidente Barack Obama el despliegue de tropas en situaciones como un posible intento de retomar Mosul, conquistado por los yihadistas en junio.

“Si las circunstancias cambian recomendaría que (los soldados estadounidenses) asesoren cerca del combate y acompañen (a las tropas iraquíes o kurdas) en este tipo de misión, aunque ahora mismo no lo considero necesario”, agregó.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, que también testificó en la audiencia, dijo que este será un esfuerzo a largo plazo, con Estados Unidos involucrado principalmente desde el aire y trabajando con aliados que lleven la iniciativa bélica sobre el terreno. Durante su participación un grupo de activistas de la organización protestó la intervención estadounidense en Irak.

Las declaraciones de ambos funcionarios coinciden con los primeros ataques aéreos contra posiciones del Estado Islámico cerca de Bagdad, lo que representa una nueva fase en la ofensiva de Washington contra los yihadistas.

Con más de 1.600 militares desplazándose a Irak para trabajar como asesores, personal de inteligencia, operadores de drones y seguridad diplomática, Estados Unidos aumenta su presencia en el país árabe a una cantidad inédita desde el fin de la guerra de Irak (2011).

Washington ha realizado hasta la fecha 162 ataques aéreos. Pese a que Obama ha reiterado que la guerra contra el Estado Islámico no implicará el despliegue de tropas, Dempsey reconoció que en casos específicos podría ser necesario que fuerzas especiales de su país o de los aliados de la coalición avancen con las tropas iraquíes.


Unidad yihadista. Las filiales de Al Qaeda en la Península Arábiga y en el Magreb Islámico apoyaron a los yihadistas del Estado Islámico en Irak y Siria contra los ataques previstos de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

En un comunicado conjunto difundido en foros islamistas, ambos grupos pidieron a las facciones yihadistas que cesen los enfrentamientos entre ellos y “se unan contra la campaña estadounidense y de su aliado diabólico”.

“Convertid la unión de las naciones infieles contra vosotros en un motivo para que os unáis contra ellos”, agregaron las dos filiales de Al Qaeda, que amenazaron con días negros a los integrantes de la coalición.

Los grupos también llamaron a todos los que lucharon contra el presidente de Siria, Bashar al Asad, a que no sean aliados de Estados Unidos. Washington pretende apoyarse en rebeldes moderados para luchar contra el Estado Islámico.

Las filas yihadistas sufrieron una escisión el año pasado, debido a que la facción de Al Qaeda en Siria es el Frente al Nusra, que junto con otras brigadas rebeldes moderadas e islamistas combate al Estado Islámico.

Las ramas de Al Qaeda también instaron a los musulmanes de los países que han respaldado la coalición a que “impidan con todos los medios legítimos que sus gobiernos participen es esta guerra contra el islam”.

Gobierno en apuros
El Parlamento de Irak rechazó los candidatos del primer ministro, Haider al-Abadi, para las carteras clave de Defensa e Interior, lo que demora la formación de un nuevo gobierno. Al-Abadi propuso al legislador sunita Jaber Al-Jabberi como ministro de Defensa y al chiíta Riyad Gharib como ministro del Interior.

Fuentes aseguraron que el motivo del rechazo es la falta de consenso político sobre los postulados. El Parlamento decidió reanudar su sesión el jueves para dar más tiempo a los bloques políticos para que lleguen a un acuerdo sobre los candidatos a las carteras vacantes.