• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ultraderecha eslovaca recoge firmas para referéndum de salida de la UE

Reino Unido votó la semana pasada para abandonar la Unión Europea / AFP

Reino Unido votó la semana pasada para abandonar la Unión Europea / AFP

El Partido Popular Nuestra Eslovaquia ha sido el único en ese país en celebrar el brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El partido ultraderechista Partido Popular Nuestra Eslovaquia (LSNS) lanzó hoy una campaña de recogida de firmas con el fin de convocar un referéndum para que el país salga de la Unión Europea (UE).

Si el partido ultra logra 350.000 apoyos, alrededor de 8% del censo electoral, el presidente del país, Andrej Kiska, estaría obligado a convocar la consulta vinculante en un plazo de 30 días.

Para que el resultado sea válido, la participación en la consulta tiene que superar 50% del censo electoral.

"Los ciudadanos de Gran Bretaña decidieron rechazar los dictados de Bruselas. Entendieron que la permanencia en la UE significaría su gradual desaparición", señaló hoy en su perfil de Facebook Marian Kotleba, líder del LSNS y gobernador de la región de Banska Bystrica.

El dirigente ultra afirmó que "es la hora de que Eslovaquia salte también de este Titanic europeo que se hunde".

El LSNS, de pasado neonazi, obtuvo 209.000 votos en las legislativas del pasado marzo y fue el quinto partido más votado de las ocho formaciones que entraron en el Consejo Nacional, donde tiene 14 de los 150 escaños.

Una reciente encuesta de la agencia de demoscopia Focus muestra que 62,1 % de los eslovacos quiere permanecer en la UE, en la que el país entró en 2004, pero que sólo 27 % positivamente al club comunitario.

El partido de Kotleba ha sido el único en Eslovaquia en celebrar el "brexit", la salida del Reino Unido de la UE decidida el pasado jueves en referéndum.

La vía del referéndum ha sido fallida en la mayoría de los casos en que se ha usado en Eslovaquia, debido a la baja participación.

En 2015, una consulta para vetar el matrimonio homosexual quedó invalidada al participar en la votación menos de 22 % de los electores.