• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ucrania amenaza con imponer ley marcial si prorrusos continúan ofensiva

Petró Poroshenko, presidente de Ucrania / EFE

Petró Poroshenko, presidente de Ucrania / EFE

Ambos bandos han intensificado sus ataques en los últimos días en un intento de ganar terreno para llegar en mejor posición a las negociaciones de Minsk

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ucrania amenazó este miércoles con declarar la ley marcial en todo el país si las milicias prorrusas continúan su ofensiva, horas antes de que arrancara la cumbre de Minsk, considerada la última oportunidad para la paz en el este del país.

“Por desgracia, tenemos que estar preparados para dos variantes: para la paz y para defender el país”, dijo el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, durante una reunión del gobierno.

Poroshenko, quien hizo las afirmaciones poco antes de partir con destino a la capital bielorrusa, aseguró que “no le temblará la mano” para imponer la ley marcial en todo el país “si las vergonzosas acciones del agresor conducen a una mayor escalada del conflicto”.

“Estoy seguro de que el país será capaz de defenderse. Estamos a favor de la paz, pero, si hay que darles en los dientes, pues les daremos. Hay que defender nuestro país hasta el final”, subrayó.

Coincidiendo con la iniciativa de paz franco-alemana, ambos bandos han intensificado sus ataques en los últimos días en un intento de ganar terreno y llegar en mejor posición a las negociaciones de Minsk. El líder ucraniano acusó a los rebeldes de atacar ayer con misiles la ciudad de Kramatorsk, sede del Estado Mayor de las fuerzas gubernamentales, donde murieron 16 personas entre civiles y militares, según los últimos datos.

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), sin llegar a responsabilizar directamente a los prorrusos del ataque, denunció que la lluvia de misiles era una provocación destinada a torpedear las negociaciones de paz. Además, según el mando militar ucraniano, en las últimas horas las milicias rebeldes intentaron rebasar en dos ocasiones las posiciones gubernamentales y entrar en Debáltsevo, epicentro de los combates desde finales de enero.

Los insurgentes, que han recurrido a la propaganda en los últimos días para provocar el pánico entre los defensores de ese crucial nudo ferroviario, utilizaron las lanzaderas de misiles Grad (Granizo), morteros y tanques para martillear las posiciones enemigas.

“En Debáltsevo, los guerrilleros han atacado más de 10 veces las posiciones ucranianas. Todos los ataques fueron repelidos”, informó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andréi Lisenko.

Aunque los prorrusos han tomado numerosas localidades en torno a esa ciudad, el ministro de Defensa ucraniano, Stepán Poltorak, negó que las tropas leales a Kiev estén rodeadas o que el enemigo les haya cortado la vía de llegada de suministros y pertrechos.

Precisamente, Poroshenko también garantizó durante la reunión gubernamental que entre las fuerzas leales a Kiev desplegadas en el Debáltsevo “no hay pánico”.

Kiev estimó en al menos 19 militares las bajas en las filas gubernamentales en las últimas 24 horas -todas en la zona del monte de Óstraya Moguila, cerca de Debáltsevo-, a las que se sumarían 78 heridos.

El mando ucraniano cifró en al menos 87 hombres las pérdidas del enemigo y 42 unidades de armamento pesado: 12 carros de combate, 16 transportes blindados y 14 lanzaderas de misiles de bocas múltiples. En los últimos días, el Ejército ucraniano ha reforzado sus posiciones en Mariúpol, en un intento de prevenir una posible ofensiva prorrusa sobre ese puerto del mar de Azov.

Mientras, los rebeldes informaron de que unos 200 hombres se incorporan a filas diariamente desde el inicio de la movilización voluntaria en las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk, “repúblicas populares” quieren formar un Ejercito de 100.000 efectivos.

Con respecto a las negociaciones de Minsk, Poroshenko advirtió de que no quiere ni oír hablar de federalización, que es lo que propone el presidente ruso, Vladímir Putin. “La descentralización que estamos preparando no tendrá nada en común con la federalización. Ucrania fue y será un Estado unitario”, comentó. Y subrayó que, en ningún caso, el gobierno de Kiev delegará en las regiones facultades como la defensa nacional, en referencia a la posibilidad de que los rebeldes puedan seguir contando con batallones locales o milicias populares.

Minsk acoge este miércoles la cumbre entre Rusia, Ucrania, Alemania y Francia, en la que sus líderes intentarán lograr una solución duradera para el conflicto en el este de Ucrania, que estalló el abril del pasado año.