• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ucrania paga parte de la deuda de gas a Rusia, pero aún se disputan la tarifa

El pago se realizó de acuerdo con un precio de 268 dólares por cada mil metros cúbicos de gas y no los 485 dólares que Rusia impuso a Ucrania tras el cambio de poder que siguió a la destitución del presidente Víktor Yanukóvich, el pasado 22 de febrero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rusia, Ucrania y la Unión Europea seguirán negociando el próximo lunes en Bruselas sobre el suministro de gas ruso, después de que el Gobierno ucraniano accediese a pagar a Moscú 786 millones de dólares con los que entiende saldada su deuda por los meses de febrero y marzo de 2014.

Así lo confirmaron este viernes el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger y los ministros de Energía de Rusia, Alexandr Novak, y de Ucrania, Yuri Prodan, después de una reunión en Berlín en la que también hubo representación de las compañías gasísticas rusa, Gazprom, y ucraniana, Naftogaz.

Según anunció Prodan, Ucrania realizó un pago de 786 millones de dólares a una cuenta de Gazprom en Nueva York para saldar la deuda que Naftogaz había contraído durante los meses de febrero y marzo de este año.

El pago se realizó de acuerdo con un precio de 268 dólares por cada mil metros cúbicos de gas y no los 485 dólares que Rusia impuso a Ucrania tras el cambio de poder que siguió a la destitución del presidente Víktor Yanukóvich, el pasado 22 de febrero.

A mediados de diciembre de 2013, con Yanukóvich acorralado por las manifestaciones opositoras proeuropeas, Rusia acudió en su auxilio con fondos millonarios y una rebaja del 30 por ciento en el precio del gas, hasta los 268,5 dólares, a partir de enero de 2014.

El presidente ruso, Vladímir Putin, dejó claro que si Yanukóvich perdía el poder, el país perdería las ventajas y fondos ofrecidos.

En las últimas semanas, Rusia advirtió de que, si Ucrania no saldaba su deuda antes de fines de mayo, para el suministro de junio le exigiría el pago por adelantado.

La confirmación de la transferencia que Prodan anunció en Berlín debe llegar el próximo lunes por la mañana, ya que no ha sido posible acortar los plazos bancarios.

Novak dijo que Rusia no ha recibido ningún comprobante ni documento de ese pago, aunque aseguró confiar en la palabra de la delegación ucraniana.

Sin embargo, rechazó seguir negociando sobre el precio del gas hasta que el dinero esté efectivamente en la cuenta de Gazprom, por lo que aplazó las conversaciones hasta el próximo lunes.

Rusia reclama a Ucrania 3.500 millones de dólares en pago por el gas suministrado desde noviembre de 2013 hasta el final de este mes de mayo.

Sin embargo, el ministro ucraniano insistió en que la deuda restante de su país con Gazprom está aún en discusión y en que Ucrania nunca ha pagado un precio de 485 dólares por cada mil metros cúbicos.

Oettinger dijo que las partes dieron hoy "un paso adelante", ya que mostraron su disposición a continuar con las negociaciones, pero reconoció que no se puede dar por cerrado el contencioso.

El comisario explicó que la Unión Europea necesita del gasoducto que cruza territorio ucraniano y suministra energía a muchos de sus miembros, por lo que es fundamental llegar a una solución para asegurar el abastecimiento de los próximos doce meses.

Dos terceras partes del gas que consume la UE procede del exterior, principalmente de Rusia (39 %), y 18 de los 28 Estados miembros reciben gas del gigante gasístico Gazprom.

El comisario europeo de Energía aseguró que la UE y el Fondo Monetario Internacional no tienen duda sobre la liquidez y solvencia ucranianas y recordó el compromiso que ambas instituciones tienen con el Gobierno de Kiev para asegurar que podrá hacer frente a sus deudas.

Menos seguro se mostró el representante ruso, quien observó que Ucrania necesita de un paquete de medidas para asegurar su liquidez, ya que, según dijo, la realidad es que "no ha pagado sus facturas durante los últimos seis meses".

Oettinger manifestó que la ambición de la UE es llegar a un acuerdo final sobre la deuda pendiente antes de finales de junio, tras lo cual podrá procederse a nuevas negociaciones entre Rusia y Ucrania sobre una tarifa de gas que se ajuste a precios de mercado.