• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La UE reforzará la protección de datos pese a la presión de grandes empresas

Bandera de la Unión Europea | EFE

Bandera de la Unión Europea | EFE

La protección de los datos personales de los ciudadanos europeos "no es un lujo", sino "una necesidad real", constató Athanasíu en rueda de prensa, y se mostró seguro de que las "diferencias" entre los Estados miembros quedarán resueltas para junio dado que son "mayormente cuestiones técnicas"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Unión Europea pretende reforzar la protección de los datos personales pese a la oposición que la nueva directiva que prepara ha despertado entre grandes empresas, especialmente de Estados Unidos.

Al término del Consejo informal de ministros de Justicia, el titular griego, Jarálambos Athanasíu, reiteró su intención de lograr un compromiso en este tema antes de que finalice la actual presidencia semestral de la UE.

La protección de los datos personales de los ciudadanos europeos "no es un lujo", sino "una necesidad real", constató Athanasíu en rueda de prensa, y se mostró seguro de que las "diferencias" entre los Estados miembros quedarán resueltas para junio dado que son "mayormente cuestiones técnicas".

"Hoy tuvimos un buen debate sobre la protección de datos. Llevamos dos años y medio trabajando en esta nueva legislación y esperamos que la presidencia griega haga progresos en este tema", añadió la directora general de Justicia de la Comisión Europea, Françoise Le Bail.

La representante de la Comisión admitió que, desde que el tema se puso sobre la mesa, ha habido "presiones de los lobby", entre ellos de las grandes empresas de EEUU, dado que las multas que prevé la nueva directiva para las compañías infractoras podrían alcanzar hasta el 2 % de su facturación anual (el Parlamento Europeo exigía penas aún más severas).

"Si las multas no son significativas, la regulación no será respetada. Esta es una de las razones por la que esta propuesta de legislación ha atraído alguna preocupación de las empresas", explicó.

El presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo (PE), Juan Fernando López Aguilar, reconoció que esta iniciativa ha sido una de las que más resistencia ha levantado, junto a la normativa sobre el tabaco, en la historia de la Eurocámara.

"Pero estamos cerca de un acuerdo", aseveró, e indicó que la legislación que se apruebe finalmente debe ser "lo suficientemente fuerte para hacer frente a los gigantes de la red" y a la vez "flexible" para que no perjudique a las pequeñas empresas.

Una vez acordada la nueva directiva, "será directamente vinculante", sin necesidad de que sea transpuesta a las legislaciones nacionales.

El "derecho fundamental" a la "privacidad", dijo López Aguilar, "está en juego", especialmente debido a las recientes revelaciones sobre el espionaje masivo de EEUU a ciudadanos europeos, un tema que la comisión presidida por el exministro español está tratando con los estadounidense para ponerle coto.

Hoy, las discusiones de los ministros europeos se centraron en concreto en cómo la legislación europea protegerá los datos de los ciudadanos europeos cuando estos sean tratados por empresas de terceros países.

Por otro lado, hoy se trató el tema de la simplificación burocrática en los pequeños litigios transfronterizos.

El reglamento actual sólo permite acogerse a esta modalidad de litigio rápido a aquellos proceso en que estén en juego menos de 2.000 euros, mientras que para los litigios superiores se exige un paso intermedio, el "exequátur", mediante el cual se validan y declaran ejecutables las decisiones judiciales de un Estado miembro por parte de otro Estado miembro, lo que conlleva trámites burocráticos y gastos extra.

"Tenemos que encontrar una solución que permita ahorrar tiempo y dinero", afirmó Athanasíu y explicó que "la mayoría de los Estados miembros" están a favor de elevar el techo de los litigios hasta los 10.000 euros.

Además, se avanzó en las discusiones sobre la estandarización de los procesos judiciales, en concreto sobre el derecho a la inocencia y las garantías procesales para los menores de edad que son enjuiciados, en un paquete legislativo que se espera esté listo en marzo.

El ministro subrayó la necesidad de que todos los Estados cumplan "unos estándares mínimos" para garantizar los "derechos fundamentales" de los sospechosos.

Por último, Athanasíu mostró la intención de su Gobierno de lograr un acuerdo antes de junio respecto a la nueva Fiscalía Europea, una figura contemplada en el Tratado de Lisboa pero que aún no ha llegado a materializarse.