• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

UE mantiene prohibición de productos derivados de caza de focas

Varios ejemplares de foca, parte de la naturaleza exuberante de la Antártida | Sebastián Álvarado

Varios ejemplares de foca, parte de la naturaleza exuberante de la Antártida | Sebastián Álvarado

La Organización Mundial de Comercio divulgó hoy los informes del Grupo Especial encargado de examinar las medidas impuestas por la Unión Europea a los productos derivados de las focas, tras las demandas de Canadá y Noruega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Mundial de Comercio (OMC) permitió hoy que la UE mantenga prohibida la importación de productos derivados de la caza de focas, lo que fue rechazado por Canadá y la principal agrupación de nativos inuit y aplaudido por la Sociedad Protectora de Animales.

La OMC divulgó hoy los informes del Grupo Especial encargado de examinar las medidas impuestas por la Unión Europea (UE) a los productos derivados de las focas, tras las demandas de Canadá y Noruega.

En su decisión, la OMC considera que aunque la prohibición europea viola algunos artículos de acuerdos internacionales sobre comercio, la UE puede mantener la prohibición porque responde a "preocupaciones morales de los ciudadanos de la UE sobre el bienestar de las focas".

En concreto, la OMC concluye que el régimen de la UE para las focas no es incompatible "porque alcanza el objetivo de atender a las preocupaciones de moral pública de la UE relativas al bienestar de las focas en cierta medida, y no se ha demostrado que una medida alternativa haga una contribución al logro del objetivo equivalente o superior a la del régimen de la UE para las focas".

Nada más conocerse esa decisión de la OMC, el Gobierno canadiense anunció hoy que la apelará.

"Hoy el comité de la OMC decidió que la prohibición de la UE contra productos de foca canadienses viola sus obligaciones internacionales. Canadá apelará al tribunal de apelaciones de la OMC cualquier decisión que permita que esta injusta prohibición se mantenga", informaron las autoridades canadienses en un comunicado.

El Gobierno canadiense tiene ahora 60 días para apelar ante la OMC.

Pese a que la prohibición de la UE excluye los derivados de focas cazadas por los nativos del norte de Canadá, los llamados inuit, la principal organización de éstos, Inuit Tapiriit Kanatami, criticó con dureza la decisión de la OMC.

El presidente de esa organización inuit, Terry Audla, dijo en un comunicado que "la prohibición es contraria a los principios del comercio justo y es realmente inexplicable que la OMC no rechazase totalmente la justificación orwelliana de 'razones morales' de la UE para esta escandalosa barrera comercial".

Audla criticó que la UE no haya negociado con los inuit la excepción a la prohibición de sus productos.

Por su parte, la Sociedad Internacional Protectora de Animales aplaudió la decisión de la OMC.

La directora ejecutiva de sus oficinas en Canadá, Rebecca Aldworth, dijo en un comunicado que "la decisión de la OMC de mantener la prohibición de la UE para la importación de los productos de la cruel matanza comercial de focas es un importante precedente".

"Casi nadie en todo el mundo quiere comprar productos de foca" añadió Adlworth.

Aunque Canadá autorizó en 2012 la caza de más de 400.000 focas en sus aguas, que es considerada la mayor cacería de mamíferos marinos del mundo, el año pasado los pescadores canadienses sólo hicieron uso de una cuota de 91.000.

En 2011 la cifra fue incluso menor, 69.000, lo que según los partidarios de la prohibición indica que la medida es efectiva para reducir una práctica que Humane Society International (HSI) y otras organizaciones consideran "cruel e innecesaria".

Los partidarios de la prohibición también señalan que mientras Canadá ha recurrido a la OMC en su caso contra la UE, Ottawa no ha hecho lo mismo contra Estados Unidos, país que mantiene la misma prohibición de importación de productos derivados de la caza comercial desde 1972.

En 2010 el Parlamento Europeo prohibió la entrada de productos derivados de la caza comercial canadiense después de que en diciembre de 2007 un estudio elaborado por veterinarios europeos señalara que las focas no siempre son cazadas sin sufrimiento.