• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

UE dio nuevo impulsó a la nueva coalición opositora de Siria

El conjunto de países considera que sus miembros son "representantes legítimos de las aspiraciones del pueblo sirio"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Unión Europea (UE) dio hoy un impulso a la nueva coalición opositora siria, al considerar a sus miembros "representantes legítimos de las aspiraciones del pueblo sirio", aunque los países comunitarios mostraron distintos grados de confianza en esa plataforma.

El lenguaje elegido, reconoció la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, se decidió de tal forma que todos los Estados del bloque se sintiesen cómodos.

Francia, acompañada de otros países, buscaba ir algo más allá y definir a la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS) como el único representante legítimo de los sirios, algo que otros Estados no estaban dispuestos a aceptar.

Reino Unido y Alemania, por ejemplo, respaldaron a ese organismo, pero evitaron hablar por ahora de reconocimiento oficial.

Tampoco lo hizo España, que considera que la nueva plataforma aún tiene "un camino por recorrer" y debe, entre otras cosas, presentar un programa de gobierno que aclare sus planes, explicó el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito.

En este sentido, el documento aprobado por los ministros pide a los opositores que presenten su programa "para una transición política", con vistas a crear una "alternativa creíble al actual régimen".

En todo caso, se comprometieron a "apoyar a esta nueva coalición en sus esfuerzos y relaciones con la comunidad internacional", lo que debería facilitar su labor.

A lo que no accedieron -ni siquiera lo discutieron, según varias fuentes- es a abrir la puerta al suministro de armas a los rebeldes, actualmente imposibilitado por el embargo armamentístico que la UE tiene impuesto a Siria y que, a priori, los veintisiete países comunitarios prorrogarán un año más.

Francia había anunciado su intención de solicitar el levantamiento parcial de esa medida, lo que finalmente no hizo ante la oposición de varios socios.

"Creo que con más armas habrá más muertos. Debe encontrarse una solución política", indicó el ministro luxemburgués de Exteriores, Jean Asselborn.

La situación en Gaza

Junto a Siria, la situación en Gaza ocupó la mayor parte de las discusiones de los titulares de Exteriores, que emitieron una declaración para pedir a israelíes y palestinos el fin inmediato de todos los ataques.

La UE condenó los lanzamientos de cohetes desde Gaza y afirmó que Israel tiene derecho a proteger a su población, pero actuando "de forma proporcionada y asegurando siempre la protección de los civiles".

Los ministros mantuvieron también un primer debate sobre la postura que defenderán ante los planes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de solicitar en la Asamblea General de la ONU el reconocimiento como Estado observador.

Ashton manifestó que el objetivo no era cerrar aún una posición de cara a la votación que se celebrará en Naciones Unidas el 29 de noviembre y dijo que el asunto volverá a tratarse.

"El consenso es que hay que intentar una posición común de la Unión Europea, que no ocurra como en la votación del ingreso de Palestina en la Unesco”, declaró el secretario de Estado español.

De Benito indicó que la prioridad de España será "buscar esa postura común en la medida en que sea posible", un punto intermedio que, según fuentes diplomáticas, será a priori la abstención.

Además, los ministros de Exteriores mantuvieron un almuerzo de trabajo con sus colegas de Defensa, en el que dieron el visto bueno a la planificación inicial para desplegar una misión militar en Mali, unos planes que se aprobarán definitivamente en diciembre.

La intención de la UE es enviar a unos 250 formadores para entrenar a fuerzas malienses y apoyar así la iniciativa internacional para que el Gobierno de Bamako pueda recuperar el control del norte del país, en manos de rebeldes tuareg y grupos islamistas.

El titular español de Defensa, Pedro Morenés, avanzó que "España definitivamente contribuirá al esfuerzo europeo" y subrayó la importancia de intentar un acuerdo político con los grupos tuareg.