• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La UE destina 7 millones para las víctimas del tifón "Bopha"

El tifón Bopha ha causado al menos 280 muertes en Filipinas

El tifón Bopha ha causado al menos 280 muertes en Filipinas

El total de la financiación humanitaria destinada asciende a 10 millones de euros, con los que se dará asistencia alimentaria y sanitaria a los grupos más vulnerables como los niños y las mujeres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comisión Europea (CE) anunció hoy la aportación de 7 millones de euros suplementarios para dar asistencia a la población de las zonas afectadas por el tifón "Bopha" en el sur de Filipinas y fortalecer la capacidad de recuperación del país ante los desastres naturales.

Con esta nueva partida de ayudas, el total de la financiación humanitaria destinada por la Unión Europea (UE) asciende a 10 millones de euros, con los que se dará asistencia alimentaria y sanitaria a los grupos más vulnerables como los niños y las mujeres, según informó en un comunicado el Ejecutivo Comunitario.

La comisaria europea para la Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a Crisis, Kristalina Georgieva, aseguró en la nota que "cientos de miles de supervivientes siguen aún en condiciones humanitarias de extrema dificultad, que exigen un aumento de la ayuda de la UE".

Asimismo, Georgieva recordó que el tifón, que arrasó la isla meridional filipina de Mindanao a principios de diciembre, ha sido el más destructivo desde 2009, motivo por el que hizo un llamamiento a todos los socios a satisfacer las necesidades urgentes.

Estas ayudas pretenden poner fin a las carencias básicas detectadas en la zona por los expertos de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) en materia de alojamiento, alimentación, asistencia sanitaria básica y apoyo a las rentas.

La temporada de tifones en Filipinas, que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre, atrae todos los años entre 15 y 20 tifones, de los cuales "Bopha" resultó ser el más fuerte que azotó el país en 2012.

El 4 de diciembre de 2012, el tifón "Bopha", al que los filipinos bautizaron como "Pablo", provocó corrimientos de tierras en la isla de Mindanao, y afectó más de 6 millones de personas con un balance de más de mil fallecidos y más de 850 personas desaparecidas.

Según la ONU, el desastre afectó a más de 250.000 viviendas, edificios públicos y negocios que quedaron dañados o destruidos, mientras que miles de hectáreas de tierras agrícolas quedaron devastadas, especialmente las grandes plantaciones de coco y plátano.

Los daños causados ascienden a 34.409 millones de pesos (836 millones de dólares o 634 millones de euros), de los que el 77 por ciento corresponde al sector agrícola.