• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

UE da un paso hacia la unión bancaria

Bandera de la Unión Europea | EFE

Bandera de la Unión Europea | EFE

El ministro lituano de Finanzas, Rimantas Sadzius, calificó de "muy importante" la creación del primer pilar de la unión bancaria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La unión bancaria está un paso más cerca de comenzar su andadura, al cerrar este martes los ministros de Economía de la Unión Europea el primer pilar de su proyecto estrella con la adopción definitiva del supervisor bancario único, aunque para completar el segundo pilar queda aún mucho trabajo por delante.

El ministro lituano de Finanzas, Rimantas Sadzius, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la UE, calificó de "primer paso muy importante" la creación del primer pilar de la unión bancaria.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, valoró el acuerdo y consideró "urgente" avanzar ahora en el segundo pilar de la unión bancaria.

Para el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, se trata de un "paso gigante: el comienzo de una nueva era para la supervisión de los bancos de la eurozona", pero pidió un acuerdo antes de fin de año sobre la directiva de resolución bancaria y uno político sobre el mecanismo único de resolución.

La adopción definitiva del supervisor bancario único, después de que ya lo hiciera el Parlamento Europeo en septiembre y después de que el Reino Unido levantara el lunes una reserva parlamentaria, implica iniciar la cuenta atrás y dar al Banco Central Europeo (BCE) un año -hasta noviembre de 2014- para arrancar oficialmente.

Jörg Asmussen, miembro del comité ejecutivo del BCE, la institución que se encargará de supervisar a toda la banca en la eurozona y aquella de los países de la UE que quieran participar en el mecanismo, dijo que "el día de hoy es muy importante".

Ahora el mecanismo único de supervisión podrá comenzar a contratar a personal y alquilar los edificios necesarios.

Según fuentes diplomáticas, la secretaria general de la autoridad francesa encargada del control de la banca, Danièle Nouy, suena ya como posible presidenta del Consejo Supervisor.

España aspira a uno de los puestos en el Comité Director del supervisor, indicaron las mismas fuentes.

Antes de que el BCE asuma su tarea de supervisor único sobre unos 6.000 bancos de la eurozona y directamente sobre unos 130 de las entidades más grandes, quiere hacer una fotografía del estado de salud del sector mediante un análisis de los balances.

En pocos días publicará la metodología que pretende aplicar, y por ello los países han comenzado a tomar posición, algunos para intentar salir lo mejor posible en la foto.

El vicepresidente de la CE y comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, aseguró no obstante que el presidente del BCE, Mario Draghi, hará unas pruebas "rigurosas" y no las "descafeinará".

España defiende que tiene que ser un ejercicio "muy serio, con unos escenarios estrictos, rigurosos" y con un "evaluador externo" independiente, como hizo el país en su momento antes del rescate bancario, a fin de garantizar la máxima credibilidad y disipar todas las dudas sobre el sector bancario europeo, según dijo el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

De Guindos se mostró de nuevo "convencido" de que la banca española superará las pruebas de fuego europeas tras el rescate.

En el seno de la UE no se deja entrever preocupación ante este ejercicio, dado que tanto la Comisión como muchos países miembros recalcan que varios Estados han saneado ya su sector y acometido recapitalizaciones y provisionamientos, y muchas entidades han podido levantar capital en los mercados.

No obstante, la UE está preparándose para cualquier imprevisto y ha establecido unas claras reglas.

La banca que requiera capital tendrá que conseguir primero el dinero en el mercado o mediante quitas a accionistas y bonistas júnior y solo después podrá recurrir a dinero público.

En última instancia se podrá acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), en cuyo caso se aplicará el "modelo español", es decir un crédito para recapitalizar las entidades indirectamente.

Tras el acuerdo político alcanzado por los ministros sobre la recapitalización directa, ésta "en principio" estará disponible también una vez funcione plenamente el supervisor bancario único y se evalúa si podría ser utilizada antes bajo "circunstancias excepcionales", dijo De Guindos.

El segundo asunto de la reunión de hoy fueron los posibles mecanismos de apoyo o redes de seguridad para los fondos de resolución y liquidación bancaria, ya sean nacionales o uno único, como propuso en verano la CE.

Se estudia la posibilidad de que el MEDE pueda actuar de bombero y servir de manera transitoria de fuente de financiación hasta que esos fondos sean financiados completamente mediante tasas impuestas al sector.