• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La UE afronta una cumbre crucial para reavivar el empleo y el crédito

Los actores políticos, económicos y sociales europeos coinciden en la urgencia de actuar ante el crítico nivel de desempleo en la UE, y en especial entre los menores de 25 años, que en abril alcanzó el nuevo máximo histórico de 24,4%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los líderes de la Unión Europea (UE) celebran el jueves y viernes una cumbre crucial para reavivar la creación de empleo y la concesión de créditos a las pymes, objetivos que pretenden conseguir movilizando 6.000 millones de euros para los dos próximos años y otros 100.000 millones para 2014-2020.

Los Veintisiete esperan sacar adelante estas y otras medidas concretas que marquen una diferencia en la situación de la economía real, aunque algunas voces ven insuficientes las cantidades que hay sobre la mesa y reclaman mayores inversiones.

En lo que sí coinciden los actores políticos, económicos y sociales europeos es en la urgencia de actuar ante el crítico nivel de desempleo en la UE, y en especial entre los menores de 25 años, que en abril alcanzó el nuevo máximo histórico de 24,4%.

La primera propuesta que los Veintisiete prevén respaldar en la cumbre consiste en concentrar en 2014 y 2015 los 6.000 millones de euros pactados en el nuevo marco presupuestario para fomentar el empleo entre los jóvenes, y cuyo desembolso estaba inicialmente previsto para el período 2014-2020.

Estos fondos financiarán medidas nacionales destinadas a la aplicación de la garantía de empleo juvenil, que establece que todos los europeos de hasta 25 años deben tener acceso a un trabajo, formación o prácticas en un plazo máximo de 4 meses tras terminar sus estudios o quedar desempleados.

De los 6.000 millones, España espera recibir entre 1.500 y 2.000, según anunció el pasado jueves la ministra española de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La segunda propuesta prevé aumentar el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) a las pymes con tres fórmulas que podrían movilizar entre 55.000 y 100.000 millones de euros entre 2014 y 2020, de los que se beneficiarían unas 580.000 pequeñas y medianas empresas de toda la Unión.

El informe elaborado conjuntamente por el BEI y la Comisión Europea (CE) plantea cubrir los riesgos en los que incurran los bancos cuando otorguen préstamos a las pymes mediante garantías conjuntas, titulizaciones de los créditos y otros instrumentos financieros basados en el presupuesto comunitario.

También se contempla la creación de un "programa específico" para apoyar las iniciativas nacionales y europeas en favor del empleo, que contará con un apartado dedicado a facilitar el crédito, y otro con fondos para formación, educación, becas y movilidad de estudiantes.

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, dijo en una carta enviada a los líderes de cara a la cumbre que las opciones para facilitar financiación a las pequeñas y medianas empresas supondrían la creación de un "programa ambicioso" para ayudarlas.

"Trabajando juntos y aprovechando el alcance de la UE podríamos generar un verdadero impacto" sobre la economía real y la creación de empleo, afirmó Barroso, quien también señaló que "los ingredientes para ese consenso ya están sobre la mesa" y urgió a los líderes a "tomar decisiones y acelerar su implementación".

Esta batería de medidas ha tomado forma después de que en las dos últimas semanas un núcleo duro de Estados miembros formado por Alemania, Francia, España e Italia acercaran sus posturas durante varias reuniones entre sus titulares de Trabajo y Economía.

Mientras, en España el PP y el PSOE prevén adoptar el próximo martes el primer gran acuerdo de los dos principales partidos de esta legislatura, en el que fijan una posición para la cumbre que se centrará en defender los avances hacia la unión bancaria, fomentar el empleo juvenil y aumentar los fondos europeos para las pymes.

Tanto los socialistas europeos como los sindicatos de la UE consideran insuficientes los fondos que actualmente baraja la UE para crear empleo y apoyar a las pymes.

En un documento aprobado en el plenario del Consejo del Partido Socialista Europeo (PSE) el sábado en Sofía, este grupo político pidió incrementar de forma significativa la suma de 6.000 millones de euros prevista para la garantía de empleo juvenil, así como que el BEI disponga de más dinero para las pymes y para la formación de los jóvenes.

La Confederación Europea de Sindicatos (CES), por su parte, reclamó "un cambio de políticas" en la UE, y en particular defendió "un verdadero plan de recuperación" que incluya "medidas concretas" y suponga una inversión equivalente a entre el 1 % y el 2 % del PIB comunitario.

"Cuando queda un año escaso para las próximas elecciones europeas y existe un creciente sentimiento antieuropeo, es el momento de la verdad para la UE y para la Europa Social", afirmó la secretaria general de la CES, Bernadette Ségol, tras reunirse la semana pasada en París con el presidente francés, François Hollande.