• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La UE y Cuba preparan activamente el inicio de negociaciones para el acuerdo

El Consejo de Ministros de Exteriores de la UE aprobó el pasado 10 de febrero el mandato para abrir la negociación del primer acuerdo bilateral con Cuba, el único país con el que el bloque europeo no tiene establecido ningún marco en el que basar sus relaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades de la Unión Europea (UE) y Cuba trabajan activamente en la preparación del inicio de la negociación oficial de un acuerdo de diálogo político y cooperación, para lo cual ambas partes están proponiendo fechas, informaron fuentes comunitarias.

"Ambas partes están proponiendo fechas, no es una cuestión táctica, sino meramente de agenda", indicaron las fuentes europeas sobre el momento de iniciar formalmente la negociación con Cuba.

El Consejo de Ministros de Exteriores de la UE aprobó el pasado 10 de febrero el mandato para abrir la negociación del primer acuerdo bilateral con Cuba, el único país con el que el bloque europeo no tiene establecido ningún marco en el que basar sus relaciones.

"Ese mismo día la UE envió la invitación formal diciendo que estábamos preparados para negociar. Tardaron un poco en responder (el 6 de marzo), pero es normal, ya que necesitaban consultar a diferentes departamentos gubernamentales", comentaron las fuentes.

Dijeron que la Unión propuso iniciar las reuniones formales a finales de marzo o principios de abril, fechas en que la contraparte cubana no estaba disponible.

Por su parte, las autoridades de la isla sugirieron el 12 de abril, momento que no convenía a los servicios de la UE por problemas de agenda.

En todo caso, las fuentes dejaron clara la buena fe de ambas partes por encontrar un día para el arranque de las negociaciones, lo que se producirá en cuanto acuerden una fecha en que ambos equipos estén disponibles.

Lo que sí adelantaron es que hay consenso para que la primera ronda de negociaciones tenga lugar en La Habana.

Además, la UE y Cuba esperan celebrar rondas de negociación cada dos meses, entre las cuales mantendrán contactos informales a través de correos electrónicos, videoconferencias o llamadas telefónicas, confirmó el director general del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) para las Américas, Christian Leffler, en una comparecencia ante la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo.

"Aún no hemos comenzado (a negociar) por simple incompatibilidad de agendas. Estamos buscando el momento", señaló.

Esta intervención constituye la primera información a la Eurocámara sobre los progresos en la negociación con Cuba desde la decisión de abrir las conversaciones.

El responsable europeo recordó que el objetivo del acuerdo que persigue la UE con Cuba "no es fundamentalmente" cambiar la política hacia la isla, que mantendrá los mismos objetivos de defender y promover los derechos humanos y acompañar los cambios democráticos, sino lograr un "enfoque" distinto.

El motivo de este movimiento por parte de la UE aseguró que se debe a que "las cosas se están desarrollando en Cuba. Despacio, pero hay cambios bastante importantes en áreas de la economía y las estructuras sociales y áreas más cercanas a la esencia de la política y los derechos políticos".

"Buscamos el diálogo y la cooperación para apoyar el cambio, mayor libertad, participación y dinamismo en Cuba, por el beneficio del pueblo cubano", añadió Leffler, quien expresó su confianza en que un acuerdo con ese país "nos permita estructurar mejor esa cooperación".

Así, además de defender una "base más sólida" para los derechos humanos en la isla, confían en poder desarrollar un diálogo más técnico en temas como agricultura, cambio climático o prevención de desastres.

Leffler recalcó que, "aunque en principio la posición de la UE ha sido clara por muchos años, la aplicación práctica por muchos Estados miembros ha sido diversa".

Apuntó que más de la mitad de los veintiocho países comunitarios ya han firmado pactos bilaterales con La Habana, por lo que Bruselas quiere ahora, por medio de un acuerdo europeo, "dar más coherencia en la visión de la UE de Cuba".

La negociación del acuerdo se va a producir, en todo caso, con la "posición común" en vigor, la política unilateral y restrictiva que rige las relaciones de la UE hacia La Habana desde 1996 y que Cuba rechaza.

"El principio está acordado. (Los cubanos) saben que vamos a empezar las negociaciones con la posición común en vigor y saben que no les puedo decir cómo o cuándo será eliminada. La impusieron con una decisión unánime los países (de la UE) y debe ser retirada con la unanimidad de los países", concluyó Leffler.