• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

UE, CIDH, OEA y la Unasur piden solución pacífica en Venezuela

Eurodiputados manifestaron su preocupación por la posibilidad de que Maduro suspenda las próximas elecciones | Foto EFE / Archivo

Eurodiputados manifestaron su preocupación por la posibilidad de que Maduro suspenda las próximas elecciones | Foto EFE / Archivo

El Parlamento Europeo exigió el cese de la violencia y de la represión en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Parlamento Europeo celebró ayer un debate en sesión plenaria sobre la situación política en Venezuela, en el que la mayoría de eurodiputados demandó la liberación del alcalde metropolitano Antonio Ledezma, y el cese de la violencia y la represión en el país.

El número dos del servicio de acción exterior europeo, Christos Stylianides, afirmó que "el contexto de encarcelamiento de los distintos opositores y la restricción de sus derechos es algo deplorable", y manifestó su  preocupación por la polarización en el país.

Stylianides reclamó al gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que dado que se encuentra en año electoral "haga todos los esfuerzos necesarios para demostrar que prioriza el respeto a los principios democráticos".

Los eurodiputados manifestaron su preocupación por la posibilidad de que Maduro suspenda las próximas elecciones legislativas, que previsiblemente se celebrarán a finales de 2015. “Nadie prepara un complot contra su régimen, señor Maduro", dijo el legislador, Luis De Grandes.

La eurodiputada Elena Valenciano señaló no querer abrir una causa general contra Venezuela y afirmó que "una democracia no es solo hacer elecciones, también se basa en el respeto a la oposición y a los ciudadanos".

"No sé si en Venezuela hay presos políticos, pero sí sé que en Venezuela hay muchos políticos presos", agregó Valenciano.

Para el político Fernando Maura, Venezuela sufre de "intolerancia política e ineficacia económica" y Maduro representa "un continuador de Chávez que se está radicalizando".

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Elmar Brok, dijo que el gobierno de Venezuela es "un régimen insoportable que se ha puesto una máscara social".

Los eurodiputados de Izquierda Unida, en representación de su grupo parlamentario, la Izquierda Unitaria Europea, discreparon en el tema y resaltaron que Maduro fue elegido democráticamente, y que la derecha europea y Estados Unidos buscan un golpe de Estado en el país.

Los representantes de Podemos no intervinieron ni en la sesión de ayer ni en el debate de diciembre sobre Venezuela. La Eurocámara tiene previsto aprobar una nueva resolución sobre la situación en Estrasburgo en marzo.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos manifiestó su profunda preocupación ante la situación del Estado de Derecho en Venezuela y las consecuencias para la vigencia plena de los derechos humanos.

El Club de Madrid, organización integrada por unos 90 ex jefes de Estado internacionales, se sumó también a la petición de respeto a los derechos en Venezuela y lamentó la muerte del estudiante. Apuntó que el ejercicio de derechos fundamentales como de expresión, asociación y manifestación "están siendo conculcados en Venezuela" y pidió la libertad de los presos políticos.

OEA y Unasur. El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, lamentó la muerte de Kluiverth Roa, estudiante de 14 años de edad que fue asesinado el martes en Táchira por un oficial de la PNB durante una protesta contra el gobierno de Venezuela.

Insulza llamó al diálogo entre el gobierno y la oposición: "Mientras no se den los pasos necesarios para iniciar un diálogo inclusivo que conduzca a la reconciliación de los venezolanos, otros ciudadanos inocentes pueden ser víctimas de esa violencia".

A su vez, la Unión de Naciones Suramericanas expresó también su pesar por la muerte del estudiante y reiteró su disposición para encontrar salidas democráticas y pacíficas a la situación de tensión que vive Venezuela.

Por su parte, el exmandatario de Costa Rica y  premio Nobel de la Paz,  Oscar Arias, se quejó de la "indiferencia absoluta" de los gobiernos latinoamericanos ante lo que pasa en Venezuela