• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Tusk pide al G7 reconfirmar las sanciones a Rusia

Según Tusk, con los últimos enfrentamientos en el este de Ucrania se produjo la violación más severa de los acuerdos de Minsk desde el pasado febrero | Foto: Twitter

Según Tusk, con los últimos enfrentamientos en el este de Ucrania se produjo la violación más severa de los acuerdos de Minsk desde el pasado febrero | Foto: Twitter

Donald Tusk señaló que los últimos enfrentamientos en el este de Ucrania han sido muy violentos. Insistió en que Rusia debe implementar los acuerdos de paz de Minsk II

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, destacó hoy que los países del G7 "unidos" tienen que "reconfirmar" las sanciones contra Rusia por la situación en el este de Ucrania.

"Hay que reconfirmar la posición sobre Rusia. Esto no es radicalismo. Creo que Rusia es un socio, no es un enemigo ni un problema europeo", afirmó Tusk durante una conferencia de prensa previa al inicio de la cumbre de los líderes del G7, formado por Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, EE UU, Canadá y Japón.

Tusk subrayó que los últimos enfrentamientos en el este de Ucrania han sido muy violentos, e insistió en que "Rusia tiene que implementar los acuerdos de paz de Minsk II", alcanzados en febrero pasado en la capital bielorrusa con Ucrania y con la intermediación de Francia y Alemania.

"Mi intención es que hoy el G7 reconfirme su unidad sobre el régimen de sanciones. La UE y el G7 al completo siguen apoyando con firmeza la plena integridad territorial ucraniana, su soberanía y su independencia", dijo Tusk.

El exprimer ministro polaco recordó que este foro, que reúne a las principales potencias internacionales era hasta hace un año el G8. "No es solo un grupo de interés económico, es un foro de países que comparten valores. Rusia no está entre nosotros hoy y no será invitada hasta que no cambie su comportamiento agresivo hacia Ucrania y otros países", añadió.

Los países del G7 decidieron el año pasado excluir a Moscú de las reuniones de este foro por la intervención y posterior anexión de la península ucraniana de Crimea, que no reconocen y que consideran ilegal e ilegítima.

Según Tusk, con los últimos enfrentamientos en el este de Ucrania se produjo "la violación más severa de los acuerdos de Minsk desde el pasado febrero", y recordó que en marzo pasado los 28 decidieron vincular el levantamiento de las sanciones contra Moscú al pleno cumplimiento de esos pactos.

En línea similar se pronunció el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al ser recibido hoy por la canciller de Alemania, Angela Merkel, en la localidad bávara alpina de Krün, cercana al palacio de Elamu en donde se celebra esta cumbre.

Obama subrayó que su apuesta era que en la reunión del G7 los países "hagan frente a la agresión de Rusia en Ucrania".

Estados Unidos quiere que el G7 hable "con una sola voz" y por ello el presidente va a insistir en la importancia de mantener las sanciones a Rusia para incentivar la plena aplicación de los acuerdos de paz de Minsk y disuadir a Moscú de "nuevas agresiones", según el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

Durante la conferencia de prensa, el presidente permanente del Consejo se refirió a las manifestaciones de protesta con que diferentes grupos de activistas han recibido en la ciudad de Munich y en la localidad de Garmisch-Partenkirchen, cercana al palacio de Elmau, a los líderes del G7.

"Creo que el G7 es la mejor garantía del pluralismo y de libertad", dijo Tusk, que añadió que no deben disculparse por realizar el encuentro. "La gente se puede manifestar, pensar, decir e incluso vestirse como quieran, esto parece muy trivial, pero de vez en cuanto hay que decirlo, así abiertamente", aseveró.

Igualmente se refirió a los otros asuntos que los líderes tienen previsto abordar hoy, como son las situaciones de Libia, Siria e Irak, así como al problema de la inmigración irregular, la lucha contra el cambio climático, la corrupción y el contraterrorismo de los grupos islamistas que operan en África y Oriente Medio.

"La UE tiene que trabajar con los países mas afectados por esos asuntos. Es de extrema importancia para la UE que se pueda establecer ese diálogo", indicó el político polaco en referencia a ese punto de la reunión para cuyo debate se invitó a representantes de Etiopía, Irak, Liberi, Nigeria, Senegal y Túnez.

Tampoco se descarta, indicó Tusk, que los líderes aborden el caso de corrupción que se destapó en el mundo del fútbol y en la FIFA, a petición de alguna de las delegaciones.