• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Turrialba lanza cenizas y obliga al cierre del aeropuerto de Costa Rica

El Turrialba estuvo adormecido durante 130 años | Foto: AFP

El Turrialba estuvo adormecido durante 130 años | Foto: AFP

El coloso, de 3.340 metros de altura, obligó a cerrar el principal aeropuerto del país a inicios del mes de marzo a causa de la emisión de cenizas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El volcán Turrialba, en el este de Costa Rica, protagonizó una nueva erupción el jueves al lanzar columnas de ceniza que obligaron al cierre temporal del aeropuerto internacional, a unos 80 kilómetros de distancia, informaron las autoridades.

La situación en la terminal aérea, ubicada en la provincia noroccidental de Alajuela, afectó a la llegada de 14 vuelos procedentes de Estados Unidos y de algunos países de Centroamérica y la salida de al menos cuatro a Panamá, Guatemala y El Salvador, de acuerdo con los informes.

Se decidió cerrar el aeropuerto internacional Juan Santamaría como medida preventiva ante el riesgo que provocan las nubes de ceniza que llegan hasta Alajuela, según Silvia Chaves, portavoz de la empresa Aeris, que administra la terminal. "La pista tiene ceniza. Estamos valorando. Se están tomando las medidas necesarias para comenzar a limpiar el aeropuerto y ponerlo en operación lo más pronto posible", declaró Chaves a la prensa local.

De 3.340 metros de altura, el coloso obligó a cerrar el principal aeropuerto del país durante casi dos días a inicios del mes de marzo pasado a causa de la emisión de cenizas, lo que afectó a unos 7.000 pasajeros, pues 111 vuelos fueron cancelados.

Javier Pacheco, sismólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica, precisó que el volcán Turrialba sufrió una erupción de material hacia las 16H30 locales (22H30 GMT) y emanó ceniza durante todo el jueves.

El Turrialba estuvo adormecido durante 130 años, hasta que retomó la actividad en la década de 1990, que culminó con una fuerte erupción el 29 de octubre, cuando lanzó ceniza y magma. Desde entonces, se mantiene en actividad permanente.