• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Turquía es el país con el mayor número de periodistas encarcelados

Hay 76 reporteros tras las rejas, la cifra más alta a nivel mundial en esta década y, en al menos 61 casos, el Comité tiene por demostrado que el único fundamento de acusación es su labor periodística

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Turquía es el país que más periodistas tiene encarcelados, según constata un informe hecho público hoy por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), una organización internacional con base en Nueva York.

Hay 76 reporteros entre rejas, según los datos del CPJ, la cifra más alta a nivel mundial en esta década y, en al menos 61 casos, el Comité tiene por demostrado que el único fundamento de acusación es su labor periodística.

"El Gobierno turco ha lanzado una amplia ofensiva para silenciar a los periodistas críticos mediante el encarcelamiento, procesos en los tribunales y una intimidación oficial", asegura el informe del CPJ, de 53 páginas, que coloca a Turquía por delante de Irán, China y Eritrea en esta clasificación sobre la persecución de la prensa.

Los activistas de la libertad de prensa locales ven la publicación del informe como un paso positivo, dado que, hasta ahora, el CPJ había mantenido que había sólo ocho periodistas encarcelados, frente a los más de 90 que han contabilizado las asociaciones de la prensa turcas.

"Durante todo el año, el Gobierno ha utilizado en nuestra contra la cifra del CPJ de ocho reporteros presos cada vez que había debates en foros internacionales. Me pregunto qué dirá ahora, cuando el CPJ ha revisado sus cifras", declaró a Efe Ercan Ipekci, presidente del Sindicato Turco de Periodistas (TGS).

El CPJ constata que un 30% de los periodistas encarcelados está acusado de participar en conspiraciones golpistas o de pertenecer a agrupaciones políticas prohibidas, y el 70% son reporteros kurdos acusados de "apoyar al terrorismo" al cubrir las actividades del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) o sus supuestas ramificaciones sociales.

"La tendencia de Turquía de equiparar el periodismo crítico con el terrorismo no se justifica por los problemas de seguridad del país. El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, debería poner fin a sus ataques contra la prensa e implantar reformas legales que garanticen la libertad de expresión", dice el director ejecutivo del CPJ, Joel Simon.

El CPJ recomienda que Turquía "libere a todos los periodistas encarcelados por su trabajo" y recuerda que más de tres de cada cuatro están en detención preventiva sin haber recibido sentencia.