• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Trump entre la grandeza, el sexismo y el racismo

Trump afirmó que el sistema está corrompido y que trabaja con la fuerza de personas como "Ted el mentiroso" y Hillary Clinton, a quien asegura que le va a ganar en noviembre / Captura

Trump afirmó que el sistema está corrompido y que trabaja con la fuerza de personas como "Ted el mentiroso" y Hillary Clinton, a quien asegura que le va a ganar en noviembre / Captura

Para muchos seguidores, el magnate es lo mejor que le puede pasar a Estados Unidos porque es el que se atreve a denunciar sin desparpajo los problemas que afectan la economía norteamericana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Vamos muchachos tengan sus bolas. Es bueno que haya alguien que tenga bolas", grita un vendedor ambulante de raza blanca, y unos 45 años de edad, que ofrece camisas en las que se lee: "Donald Trump alguien que finalmente tienes bolas", cerca del mitin que ofrecería el millonario en Terre Haute, Indiana.

La fila para acceder al Teatro Indiana le da la vuelta a la cuadra. Una reportera local le pregunta a Blake Wilson, uno de los tantos que espera por entrar: ¿Por que votas por Trump?. "Simplemente es el mejor", responde. Y agrega que su novia, María, quien lo acompañaba en la cola, viene de Rusia y no está registrada para votar aún, pero asegura que apenas pueda votará por él. 

En el lugar los vendedores ambulantes abundaban, ofrecen imágenes del magnate, carteles, banderas, camisas con su estampa y con eslóganes como "Las chicas calientes están con Trump". En otra que tiene la foto del empresario y una culebra se lee "No me vas a pisar".

En la calle suena música en su apoyo, cuando pasan unos raperos en un carro cantando una canción que dice: que se joda Trump.

La gente ríe: "Es Terre Haute en una píldora" dice una de las personas que aguarda. 

Los seguidores son casi todos blancos, en la ciudad de Indiana hay muy pocos latinos y ellos al igual que los afroamericanos no están con Trump. Una policia que custodia la fila pregunta que tan larga es la cadena humana y alguien en la multitud le responde: "No se ve el final". Lleva una cuadra pero siguen llegando cada vez mas personas.

Otro de los seguidores del magnate dice han pasado mas de treinta minutos para llegar a la mitad del camino, a ver si pueden entrar al lugar con los 5..000 asientos. El teatro es muy pequeño para tanta gente y las personas siguen llegando. 

En las afueras un demócrata reparte agua, algunos la rechazan con hostilidad, otros le dan un dolar. Y él acompañado de su pequeña hija Mia, de 4 años de edad, lo devuelve. "Esta bien, es gratis".

De repente el silencio y la tranquilidad se rompen, tres afroamericanos llegan gritando eslóganes: "Trumpea a la tipa" y "Hillary babea pero no como Monica", e "Impide que la tipa llegue a la Casa Blanca". 

La gente ríe y aplaude a los vendedores que tratan de lograr ganar algunos dólares.

Un hombre vestido de vaquero con la cara pintada con los colores de Estados Unidos reparte volantes. Mas adelante un par de caballeros hablan sobre las posibilidades de los otros candidatos de la primaria y dicen que no es factible que Trump pierda en Indiana, y eso es lo que necesita junto a Nueva Jersey y California para lograr la nominación republicana. El par de hombres critican a los demócratas y a Fiorina por ser un "robot", aun peor que Cruz. 

En la esquina contraria al teatro un hombre solo lleva una bandera de Estados unidos y tiene una señal que dice Trump = nazi.

Dentro del recinto inicia el acto. Un poco antes de la salida del magnate se oye en el sonido interno: "Para el condado de Vigo nuestro presidente ya esta aquí, y viene a defender la libertad de prensa y uso de armas. Recordamos que esto es un evento privado, no hagan daño al manifestante. Solo griten Trump, Trump hasta que la seguridad se encargue de ellos".

Se interrumpe la música y empiezan a sonar las notas del himno estadounidense, luego se hace el juramento a la bandera. Y comienza el discurso de Trump.
El discurso del magnate salta de punto a punto: llegar a la Casa Blanca, repeler el Obamacare, construir un muro grande entre Estados Unidos y México, menos alcance del gobierno y valores conservadores. 

Pasa lo de costumbre, la gente aplaude, en especial cuando el empresario dice que hará respetar sus valores estadounidenses y que no se debe pagar por cosas que cuestan y no sirven, como la OTAN.

Trump tambien afirma que el sistema está corrompido y que trabaja con la fuerza de personas como "Ted el mentiroso" y Hillary Clinton, a quien asegura que le va a ganar en noviembre.

"Por ahora mi foco son las encuestas de Indiana y aquí tenemos ventaja de 15% o más sobre Ted, el mentiroso". Pero lo interesante está afuera.

Un hombre con un tatuaje de águila y la bandera estadounidense en el cuello y nuca dice que Trump será el mejor presidente del país. "Sabe hacer negocios y hará pagar a quienes nos adeudan, dice lo que los demás no se atreven".

En una esquina, Linden James, quien lleva el cartel de Trump = nazi ya no está solo, lo acompañan muchas personas, en especial seguidores de Bernie Sanders, como Chloe Greenberg.

Ambos opinan que el empresario neoyorquino es racista y sexista. Dicen que si fuera un buen republicano no importaría, pero aseguran que es tan malo que ni su partido lo quiere.

Salen los seguidores de Trump y por momentos la percepción es de un ambiente de confrontación, pero la policía está pendiente. A pesar de las profundas diferencias de ideas, no pasa nada mas allá de una discusión fuerte, pero amistosa. 

En la esquina está Jamal un vendedor de raza negra que comercializa camisas, gorras y pines de Trump, aunque no lo apoya. "Soy musulmán, solo trato de ganarme la vida, no lo apoyo".

Más allá están dos hombres que desentonan con la blancura del lugar, McKenzie un moreno y Ralph un samoano, que van a la Universidad estatal de Indiana. 
McKenzie dice: "Respeto a Trump en lo económico es bueno haciendo dinero y en lo económico pero en lo social no. Divide, separa y eso no está bien. Eso no lo respeto. Aun no decido por quien votaré pero seguro es demócrata". 

Ralph remata: "Yo estoy seguro que votaré en contra del hijo de.... tu sabes. Un tipo así no puede ser presidente". ¿Pero el mayor problema que le ves es el racismo?, le preguntan. "El racismo siempre ha estado, Trump solo lo trae a la luz, ya sabes decir lo que nadie dice".