• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Donald Trump se contradice sobre la subida de impuestos si gana la presidencia

Trump afirmó que el sistema está corrompido y que trabaja con la fuerza de personas como "Ted el mentiroso" y Hillary Clinton, a quien asegura que le va a ganar en noviembre / Captura

Donald Trump. | Captura

Esta idea de que los ricos paguen más contradice el plan fiscal del magnate multimillonario que plantea rebajas impositivas para todos los estadounidenses

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, trató de matizar hoy unas declaraciones suyas de las últimas horas acerca de que los ricos pagarán más impuestos si él gana la presidencia de EE UU, en las próximas elecciones en noviembre. 

“Yo estoy dispuesto a pagar más [impuestos] (…) los ricos están dispuestos a pagar más”, sostuvo el magnate multimillonario este domingo durante una entrevista con la cadena ABC.

Esa idea de que los ricos paguen más contradice el plan fiscal de Trump, que plantea rebajas impositivas para todos los estadounidenses.

También choca con la filosofía contraria a las subidas de impuestos que ha mantenido el Partido Republicano desde la década de los noventa.

Hoy, en otra entrevista con la cadena CNN, Trump quiso aclarar sus declaraciones anteriores y precisó que, si él llega a la Casa Blanca, los ricos pagarán menos impuestos que ahora.

“Si aumento [los impuestos] a los ricos, ellos todavía van a pagar menos de lo que pagan ahora (…). No estoy hablando de incrementos desde este punto. Estoy hablando de aumentos desde mi propuesta fiscal”, explicó el magnate.

El plan fiscal presentado por Trump durante la campaña establece un impuesto del 25% para las rentas más altas, inferior al 39,6 % que existe ahora.

Según el empresario neoyorquino, él está abierto a que esa tasa del 25% pueda incrementarse dentro de futuras negociaciones con el congreso para tratar de aprobar una reforma fiscal, pero no llegaría a ser tan alta como la actual.

Trump se mostró abierto a un posible aumento del salario mínimo, que está hoy en 7,25 dólares por hora, aunque matizó que eso debe estar en manos de los estados, no del gobierno federal.