• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Trinidad y Tobago no interferirá por acusados de terrorismo en Caracas

En la isla esperan conocer más detalles sobre la liberación de los trinitarios encarcelados por un intento de golpe de Estado contra el mandatario venezolano. Continúan presos 5 de los 19 detenidos en 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de Trinidad y Tobago aseguró el viernes que no tiene intención de socavar el sistema judicial de Venezuela y que espera conocer más detalles sobre la liberación de cinco trinitarios encarcelados en Caracas, acusados de querer ejecutar un golpe de Estado.

Jack Warner, exministro de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, expresó su preocupación por la seguridad de los detenidos, ante rumores de que habían sido transferidos a una prisión pública.

Warner exigió a Kamla Persad, primera ministra de Trinidad y Tobago, que indique qué medidas está tomando para asegurar que Dominic Clive Pitilal, Andre Joseph Battersby, Asim Luqman, Charles Wade y Leslie Daisley reciban un trato justo en Venezuela y sean liberados cuanto antes.

Persad afirmó que ha actuado para mantener la seguridad de los acusados, pero explicó que no pueden interferir en el sistema judicial de otro país. La primera ministra aseguró que los gobiernos de Trinidad y Tobago y Venezuela han mantenido conversaciones sobre el tema, pero no dio detalles al respecto.

Los cinco acusados, todos musulmanes y tres imanes, fueron detenidos hace un año cuando oficiales de inteligencia de Venezuela irrumpieron en sus habitaciones del hotel en el que se hospedaban. Según la declaración oficial, en el lugar hallaron uniformes militares, videos de contenido radical religioso, más de 100.000 dólares en efectivo y 66 pasaportes.

El grupo de detenidos estaba integrado por 19 personas, pero un mes después liberaron y deportaron a 8 adultos y 6 menores.

Los que continúan presos fueron acusados de participar en una conspiración terrorista y en planes para derrocar a Maduro, junto a oficiales de la policía de Venezuela.

Los trinitarios alegaron que fueron a Caracas para obtener visas en la Embajada saudí con el fin de hacer un viaje a la Meca, y que fueron víctimas del clima que se vivió en Venezuela durante las protestas de 2014.