• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Trabajadores privados podrán ser contratados por extranjeros en Cuba

La posibilidad de que los autónomos tengan contratos con esas empresas de capital foráneo es una de las novedades de la normativa, aprobada el pasado 29 de marzo por la Asamblea Nacional y que modifica a la vigente desde 1995

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los trabajadores privados o "cuentapropistas" como se les llama en Cuba podrán ser contratados por los inversores foráneos aunque a través de agencias estatales y de acuerdo a su "idoneidad", según la nueva ley de Inversión Extranjera aprobada en la isla, informaron medios oficiales.

La posibilidad de que los autónomos tengan contratos con esas empresas de capital foráneo es una de las novedades de la normativa, aprobada el pasado 29 de marzo por la Asamblea Nacional y que modifica a la vigente desde 1995.

En una rueda de prensa con medios locales, la funcionaria del ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera (Mincex), Déborah Rivas, indicó que se crearán agencias de contratación que "ofertarán capital humano a inversionistas y no poseen ninguna limitación para contratar trabajadores por cuenta propia".

"La única distinción sería su idoneidad", recalcó Rivas, citada este miércoles por el diario Granma, al explicar que esas agencias no son "privativas" de Cuba y resultan necesarias ya que "muchos inversionistas no conocen el país y se les ofertará trabajadores idóneos".

Cuba ha reiterado que las nuevas agencias operarán de modo diferente a como lo ha hecho por años la Agencia de Contratación a Representaciones Comerciales (Acorec), intermediaria para colocar al personal cubano que trabaja en las oficinas de empresas extranjeras en la isla.

Por ejemplo, el Mincex ha aclarado que las nuevas agencias de contratación no tendrán "fin recaudatorio", en referencia a los importes que actualmente se cobra a las compañías extranjeras por la contratación del personal cubano, y además afirma que habrá otra política salarial.

Rivas precisó que ahora el país conformará el sueldo de esos empleados teniendo en cuenta "el salario estipulado en la región latinoamericana para cargos similares y el salario promedio en Cuba", y de ahí "se establecerá un coeficiente más compatible entre lo que paga el inversionista y lo que percibe el trabajador".

Sobre la posibilidad de que los cubanos inviertan en el país, Rivas aseguró que las leyes no lo prohíben, y resaltó que de hecho muchos nacionales están financiando el incipiente sector privado incluso a partir de capital de remesas, pero recalcó que esta ley está orientada al sector foráneo.

En ese caso, señaló que "no hay ninguna limitación para el capital de cubanos que residen en el exterior". "Un cubano que reside en el exterior y tiene una empresa seria, con experiencia, con capital suficiente para desarrollar un negocio, puede ser evaluado", manifestó la directiva, citada por el diario Juventud Rebelde.

La nueva Ley de Inversión Extranjera busca atraer capitales extranjeros como alternativa a la necesidad de desarrollo de Cuba y al plan de reformas para "actualizar" su modelo socialista que impulsa el Gobierno de Raúl Castro.