• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Tirador mató a 26 personas en escuela primaria de Connecticut

El presidente de EE UU se refiere a la matanza de Connecticut / AFP

El presidente de EE UU se refiere a la matanza de Connecticut / AFP

Con lágrimas en los ojos, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lamentó la tragedia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un hombre fuertemente armado abrió fuego en una escuela primaria del pueblo estadounidense de Newtown, en Connecticut, y mató a 26 personas, en el último de una serie de tiroteos que han asolado el país este año.

El atacante fue hallado muerto dentro de la escuela primaria Sandy Hook, dijo el teniente Paul Vance, de la policía estatal.

Vance informó que el hecho causó 27 muertos, 20 niños y 5 adultos de la escuela, contando al agresor, además de otra persona conectada con el sospechoso en una casa en Newtown.

Dos fuentes policiales confirmaron que el atacante fue identificado como Adam Lanza, de 20 años de edad. El hermano de Adam, Ryan Lanza, está bajo custodia y es interrogado.

The New York Times reportó que el agresor entró al salón en el que su madre impartía clases, le disparó y luego atacó a 20 niños, la mayoría en el mismo salón, antes de matar a 7 adultos y suicidarse.

El agresor llevaba cuatro armas y un chaleco antibalas, indicó la cadena WABC.

El incidente se produce luego de una serie de hechos de violencia similares ocurridos en el país este año y que han causado numerosos muertos.

Testigos reportaron que escucharon decenas de disparos y varias explosiones.

La escuela primaria Sandy Hook tiene clases entre grados que van desde el jardín de infancia hasta el cuarto básico y alberga a niños de entre cinco y diez años.

“Fue horrendo”, dijo Brenda Lebinski, una mujer que acudió a la escuela donde su hija cursa el tercer grado. “Todo el mundo estaba histérico, padres y estudiantes. Había niños saliendo de la escuela ensangrentados”, agregó.

Las imágenes de televisión mostraban policías y ambulancias en el lugar, mientras los familiares de los estudiantes llegaban y reunían a los niños para llevárselos.

Lebinski indicó que la madre de uno de los estudiantes que estaba en la escuela durante el tiroteo le dijo que un hombre vestido de negro y enmascarado ingresó a la oficina del director y le disparó.

La profesora de la hija de Lebinski "de inmediato puso cerrojo a la puerta de la sala de clases y puso a todos los niños en una esquina de la habitación".

Newtown, con una población de 27.000 habitantes, se encuentra a unos 128 kilómetros al noreste de Nueva York. Todas las escuelas del pueblo fueron cerradas tras el tiroteo.

Una joven entrevistada por NBC Connecticut expresó que escuchó varias explosiones cuando estaba en su clase de gimnasia. Los niños empezaron a llorar y los profesores sacaron a los estudiantes a oficinas cercanas, aseguró.

“Un oficial de policía entró y nos dijo que corriéramos hacia afuera y así lo hicimos”, dijo una niña no identificada.

Condolencias. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó cuatro días de luto nacional para honrar a las víctimas del tiroteo.

En rueda de prensa desde la Casa Blanca, el jefe de Estado decretó que las banderas ondearan a media hasta en todos los edificios y lugares públicos, así como en las bases militares y navales, junto con embajadas, consulados y resto de legaciones diplomáticas hasta el atardecer del próximo día 18.

Con lágrimas en los ojos, Obama calificó de crimen atroz el tiroteo y prometió una acción significativa para poner fin a este tipo de tragedias.

“La mayoría de aquellos que murieron eran niños, preciosos niños pequeños de entre cinco y diez años”, dijo, y lamentó que los infantes perdieran toda la vida que tenían por delante: cumpleaños, graduaciones, casamientos, hijos propios.

“Quedamos con nuestros corazones rotos”, concluyó.

El mandatario telefoneó al gobernador de Connecticut, Dan Malloy, para enviar sus condolencias a las familias de las víctimas del tiroteo. Malloy afirmó que la masacre dejará una marca en esta comunidad y en cada familia afectada. "Sólo pido a todos los ciudadanos en Estados Unidos y en todo el mundo que han ofrecido su ayuda que también recuerden a todas las víctimas en sus oraciones", manifestó el gobernador.

Control de armas

La de ayer, con 27 muertos, es la segunda mayor masacre perpetrada en años recientes en un centro educativo de Estados Unidos tras la matanza de la Universidad de Virginia Tech, en la que perdieron la vida un total de 33 personas en 2007. En 1999 se produjo uno de los incidentes más sonados de estas características, cuando dos estudiantes de 17 y 18 años de edad asesinaron a 23 de sus compañeros y profesores en la escuela de Columbine, en el estado de Colorado.

Otro de los ataques más sangriento fue en julio de este año, en el estreno de la última película de Batman, en el estado de Colorado, cuando un joven mató a 12 personas e hirió a 58.

El tiroteo ocurrido en Connecticut debe ser una llamada de atención para lanzar una acción enérgica contra las armas de fuego, dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.