• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

The Washington Post asegura que la NSA recogió datos de ciudadanos corrientes

Imagen de una base de monitoreo de La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos | AFP

Imagen de una base de monitoreo de La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos | AFP

La agencia habría registrado la vida cotidiana de más de 10.000 usuarios de cuentas que no eran objetivo de vigilancia fue catalogada y guardada. El material narra "historias de amor y desamor, aventuras sexuales ilícitas, crisis de salud mental, conversiones políticas y religiosas, ansiedades financieras y esperanzas rotas"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos interceptaba, durante cuatro años, cuentas en Internet de extranjeros a los que tenía permiso legal para vigilar, también recogió las conversaciones de nueve veces más usuarios de Internet corrientes, tanto estadounidenses como extranjeros, según una investigación realizada por The Washington Post.

Casi la mitad de esos archivos de vigilancia contenían nombres, direcciones de correo u otros detalles que la NSA clasificó como pertenecientes a ciudadanos o residentes estadounidenses, indicó el Post en una historia subida a su página web el sábado por la noche. Aunque la agencia federal intentó proteger su privacidad ocultando más de 65.000 referencias a individuos, el diario dijo haber encontrado casi 900 direcciones de correo electrónico que podrían, con considerable certeza, asociarse a ciudadanos y residentes de Estados Unidos.

En el material revisado por el periódico había unas 160.000 conversaciones de correo electrónico y mensajes de texto, algunas de cientos de páginas, y 7.900 documentos tomados de más de 11.000 cuentas virtuales.

Estos documentos, proporcionados al Post por el ex analista de la NSA Edward Snowden, se remontan a la primera legislatura de Barack Obama, entre 2009 y 2012.

Al mismo tiempo, los mensajes interceptados contenían material de importante valor de inteligencia, indicó el Post, como información sobre un proyecto nuclear secreto en el extranjero, un supuesto aliado que hacía tratos por otro lado, una calamidad militar sufrida por una potencia no aliada, y las identidades de intrusos agresivos en redes informáticas estadounidenses.

Como ejemplo, el diario indicó que los archivos mostraban meses de comunicaciones rastreadas entre docenas de cuentas con alias que llevaron directamente a la captura en 2011 de un paquistaní que construía bombas y sospechoso de un atentado en Bali en 2002. El Post dijo que algunos ejemplos no habían sido publicados, por petición de la CIA, porque podrían comprometer investigaciones en curso.

La vida cotidiana de más de 10.000 usuarios de cuentas que no eran objetivo de vigilancia fue catalogada y guardada, indicó el periódico, que describió material que narra "historias de amor y desamor, aventuras sexuales ilícitas, crisis de salud mental, conversiones políticas y religiosas, ansiedades financieras y esperanzas rotas". El material recogido incluye más de 5.000 fotografías privadas.

La información que Snowden proporcionó al periódico procede de las operaciones de la NSA dentro del país, que se enmarcan en la amplia autoridad que concedió el Congreso a la agencia en 2008 con enmiendas a la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, indicó el Post.

La ley indica que la NSA sólo tenga como "objetivo" a ciudadanos extranjeros que se encuentran en el extranjero, a menos que obtenga una orden judicial sobre una causa probable de un tribunal especial de vigilancia, señaló el diario. La "recogida accidental" de comunicaciones de terceros es inevitable en muchas formas de vigilancia, según el diario.

En el caso del material proporcionado por Snowden, los usuarios de una sala de chat visitada por un objetivo, y que simplemente leyeron su conversación, se vieron incluidos en la recogida de datos, cuando se vigiló el protocolo de Internet de un servidor informático utilizado por cientos de personas.