• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

En Texas equipan prisiones con grandes ventiladores

Un ventilador recientemente instalado en una cárcel cerca de Huntsville, Texas | AP

Un ventilador recientemente instalado en una cárcel cerca de Huntsville, Texas | AP

La instalación de los artefactos no se realiza en respuesta a las numerosas demandas según las cuales las altas temperaturas en las cárceles constituyen castigo cruel y han provocado la muerte de presos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sistema penitenciario de Texas, el más poblado del país, que enfrenta demandas y críticas sobre las condiciones en que viven los presos durante el bochornoso verano tejano, está instalando enormes ventiladores en siete cárceles estatales.

Funcionarios del Departamento de Justicia Penal del estado aseguran que la instalación de los artefactos no se realiza en respuesta a las numerosas demandas según las cuales las altas temperaturas en las cárceles constituyen castigo cruel y han provocado la muerte de presos.

Jay Eason, subdirector de operaciones carcelarias, dijo el viernes que los 28 enfriadores por evaporación Cool-Space son "nada más algo que queríamos ensayar". Dijo que la agencia compra ventiladores todos los años, y añadió que "este año compramos cerca de 700 ventiladores adicionales para las zonas de alojamiento y trabajo" de los presos.

El equipo, que cuesta 1.800 dólares, está constituido por un gran ventilador dentro de una caja de dos metros por dos (seis por seis pies). El agua que circula por una serpentina refresca el aire. Se emplean artefactos similares en algunas justas deportivas.

La agencia está ensayando la nueva estrategia en los dormitorios metálicos de siete unidades penitenciarias. Tres son instalaciones de transferencia donde los presos aguardan su lugar de encierro definitivo. Cuatro son prisiones estatales. Todas forman parte de un sistema penitenciario que aloja a unos 150.000 presos en 109 unidades.

"Hemos crecido en Texas, sabemos que hace calor", dijo Pam Baggett, directora en la unidad de transferencia Holliday, al norte de Huntsville. "Hacemos todo lo posible para mantenerlos seguros y sanos".

Las medidas no son casuales, dijo Jeff Edwards, un abogado que representa a presos hallan la situación intolerable y familias que dicen que sus seres queridos han muerto en la cárcel debido a las temperaturas elevadas.

"Me alegro que hayan tomado al menos una pequeña medida", dijo Edwards. "Es como esculpir granito. Hay ocho demandas pendientes por muertes y un juicio colectivo. Insinuar que esto es una coincidencia es contrario a los hechos".